PRAGA (AP) — Decenas de miles de eslovacos participaron el viernes en una marcha nacional en honor del periodista Jan Kuciak y su novia, quienes fueron asesinados a tiros mientras Kuciak investigaba la influencia de la mafia italiana en Eslovaquia.

En la capital eslovaca, Bratislava, el presidente Andrej Kiska dijo a la multitud calculada en 20.000 personas que guardara un minuto de silencio por Kuciak y su novia, cuyos restos fueron hallados el domingo en su casa de Velka Maca, al este de Bratislava.

Marchas parecidas se realizaron en unos 25 pueblos y ciudades de todo el país, así como en Londres, París y Bruselas.

En Bratislava, al lado de fotos del periodista de 27 años, los manifestantes pusieron carteles que decían: "Estoy furioso", "Mafia, vete de mi país", y "Un ataque contra periodistas = un ataque contra todos".

Después de una marcha pacífica, algunos manifestantes fueron a la oficina del gobierno para exigir al primer ministro eslovaco Robert Fico que renuncie.

Horas antes, un alto activista que combate las mafias dijo que procuradores italianos habían advertido a las autoridades eslovacas sobre infiltraciones "peligrosas" de una poderosa mafia italiana incluso antes del asesinato de Kuciak.

"Nosotros advertimos a las autoridades en Bratislava, pero desafortunadamente ellos no nos hicieron caso" sobre la expansión de la mafia 'ndrangheta en Eslovaquia, dijo a una radio italiana Franco Roberti, recientemente retirado como fiscal nacional antimafia de Italia.

El jueves, la policía eslovaca cateó casas vinculadas a los presuntos integrantes de la mafia en conexión con el asesinato. Siete hombres fueron arrestados en las redadas ocurridas en los pueblos Michalovce y Trebisov, en el oriente de Eslovaquia.

___

Frances d'Emilio contribuyó desde Roma