QUITO (AP) — El presidente ecuatoriano Lenín Moreno convocó el miércoles a una consulta popular que entre otras cosas podría determinar la eliminación de la reelección presidencial indefinida.

La secretaria jurídica de la presidencia, Johana Pesántez, se presentó en la sede del Consejo Nacional Electoral para iniciar el trámite y dijo que la democracia reside en el pronunciamiento popular. Por su parte, el mandatario escribió en su cuenta de Twitter que solicitó la consulta a través de un decreto porque “es el derecho del pueblo” y que esperaba un “SÍ rotundo”.

El órgano electoral tiene 15 días para convocar y 60 para organizar el referendo, el cual podría llevarse a cabo hacia finales de enero o inicios de febrero.

El pasado 2 de octubre, Moreno había convocado a un referendo sobre temas constitucionales, económicos, penales y ambientales, pero la Corte Constitucional excedió el plazo que tenía para pronunciarse y establecer si éste afectaría derechos o a la constitución, por lo que se abrió la posibilidad de que el presidente convocara la consulta directamente, tal como lo hizo.

El pedido de Moreno ocurre a pocos días del regreso al país del expresidente Rafael Correa, de quien se ha distanciado desde que éste dejara el poder en mayo pasado.