BRIDGEWATER, Nueva Jersey, EE.UU. (AP) — En un descanso de la capital y de un agitado primer semestre en el puesto, el presidente Donald Trump pasó un sábado tranquilo en su primer día completo de “vacaciones de trabajo”.

Con la carga de las disputas en el Ala Oeste de la Casa Blanca, una agenda legislativa paralizada y un cúmulo de investigaciones en su contra, Trump partió de Washington el viernes en la tarde para un viaje de 17 días al club de golf de su propiedad en el centro de Nueva Jersey.

Lo acompañaron su hija Ivanka Trump y su yerno Jared Kushner, ambos asesores de alto rango, así como el colaborador a cargo de restaurar el orden en el gobierno del mandatario, el nuevo secretario general de la Casa Blanca, John Kelly.

Un funcionario de la residencia presidencial dijo que los planes de Trump para Bedminster, donde está el club, incluyen reuniones con colaboradores y legisladores.

Kelly informó a Trump de los tres infantes de Marina que desaparecieron después de que su aeronave Osprey se estrellara el sábado en el mar frente a la costa este de Australia en un intento de aterrizaje.

La Casa Blanca no respondió a las preguntas sobre si el mandatario jugó golf en un día que amaneció nublado y se volvió soleado en la tarde.

Trump, un entusiasta de las redes sociales, se mantuvo relativamente inactivo en Twitter el sábado. Alrededor del mediodía tuiteó: “La prosperidad está regresando a nuestros litorales porque estamos poniendo primero a los TRABAJADORES y a las FAMILIAS de Estados Unidos”.

La primera semana de Kelly en el cargo estuvo marcada por sus esfuerzos para componer un sistema en desorden.

De inmediato se hizo presente el lunes: despidió al recientemente nombrado director de comunicaciones Anthony Scaramucci, y comenzó una revisión de la estructura de mando para que todos los colaboradores de alto nivel se reporten con él.

Aún se desconoce si el presidente cambiará su estilo en Twitter. El martes dijo en un tuit que “solo los Medios de las Noticias Falsas y los enemigos de Trump quieren que deje de utilizar las redes sociales”.

Antes de que asumiera la presidencia, él censuraba con frecuencia al anterior mandatario Barack Obama por tomarse vacaciones y jugar golf.