WASHINGTON (AP) — La Comisión de Inteligencia del Senado votó el martes a favor de reautorizar una importante ley de espionaje en el extranjero que expira a fin de año.

La medida pasa al pleno del Senado después de una votación de 12-3. Existe respaldo bipartidista para la ley de vigilancia, que le permite a las agencias de inteligencia estadounidenses recabar información de extranjeros en otros países, aunque algunos legisladores buscan que se incluyan cláusulas que, aseguran, brindarán una mejor protección a las comunicaciones de ciudadanos estadounidenses.

“Esta medida otorga nuevo permiso a las autoridades de recolección de la inteligencia más valiosa, y garantiza que los hombres y mujeres de la comisión de inteligencia y de nuestras agencias de la ley cuenten con las herramientas y la autoridad necesarias para mantenernos a salvo”, dijo el presidente del panel, Richard Burr, republicano de Carolina del Norte.

El senador Mark Warner, el demócrata de mayor rango en la comisión, dijo que la propuesta fortalece la supervisión judicial y del Congreso a las consultas del gobierno de datos personales obtenidos legalmente. “Es una buena medida acordada que atiende las preocupaciones de privacidad y libertades civiles, y al mismo tiempo mantiene una herramienta fundamental para que nuestros profesionales de inteligencia y policiales protejan a la nación”, destacó.

La medida extiende la vigencia de la Ley FISA hasta el último día de 2025.

Incluye una cláusula que ofreció el senador republicano Tom Cotton, que incrementa la pena máxima a 10 años por filtración de información confidencial.

“Actualmente, la sanción es de apenas un año en prisión”, dijo Cotton. “Eso es una miseria en comparación a la amenaza que esas filtraciones representan para nuestra seguridad nacional y las vidas de estadounidenses”.