CIUDAD DE MÉXICO (AP) — El Senado mexicano, molesto por los últimos pronunciamientos del presidente Donald Trump contra México, aprobó el miércoles un pronunciamiento en el que pide al gobierno de Enrique Peña Nieto que suspenda temporalmente la cooperación con Estados Unidos en temas migratorios y de seguridad.

El texto, aprobado por unanimidad y que ya fue enviado a la Secretaría de Gobernación, solicita detener esa relación en materia de migración y “de lucha contra la delincuencia organizada transnacional en tanto el presidente Donald Trump no se conduzca con la civilidad y el respeto que el pueblo de México merece”.

Los senadores condenaron sus “expresiones infundadas y ofensivas sobre México y los mexicanos”, rechazaron su pretensión de militarizar la frontera con México _“un agravio más” _ e hicieron un llamado al congreso estadounidense para que inste al presidente “a encauzar las relaciones con México sobre las bases de respeto y colaboración”.

Sobre el envío de tropas a la frontera, Peña Nieto, en un breve encuentro con la prensa, se limitó a afirmar que están esperando a recibir las aclaraciones pertinentes del gobierno estadounidense para ofrecer una posición “muy clara” al respecto.

El pronunciamiento del Senado llega justo después de varios comunicados del ejecutivo en el que se reafirma la soberanía de México en temas de migración y se rechaza la militarización fronteriza, y en momentos en que el canciller Luis Videgaray se encuentra de visita en Washington.