SAN JUAN (AP) — Whitefish Energy Holdings anunció el lunes la suspensión de sus trabajos de restauración de energía en Puerto Rico debido a los adeudos por parte del gobierno de la isla.

La compañía privada, con sede en Whitefish, Montana, dijo en un comunicado que las facturas de las labores efectuadas en octubre están pendientes de pago y ya le es imposible continuar los trabajos. The Associated Press obtuvo copia de una carta con fecha del 19 de noviembre y firmada por el director general de Whitefish, Andy Techmanski, en la que dice que el gobierno de Puerto Rico adeuda a la empresa más de 83 millones de dólares y suspendería labores a partir del lunes en caso de no recibir su pago.

Whitefish señala en la carta que la falta de pago viola el contrato por 300 millones de dólares que el gobierno de Ricardo Rosselló canceló el mes anterior. Aunque el contrato fue cancelado, ambas partes acordaron que Whitefish completara sus actuales proyectos y permaneciera en Puerto Rico hasta el 30 de noviembre.

“No hay razón para que la PREPA retenga los pagos a Whitefish Energy”, se dijo en la carta en referencia a la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico. “Nosotros hemos cumplido las condiciones del contrato, entre ellas completar los trabajos difíciles a tiempo y bajo condiciones severas”.

La compañía dijo que Techmanski no estaba disponible de momento para comentar al respecto.

Whitefish también señaló el lunes que las compañías eléctricas de Florida que trabajan en Puerto Rico habían decidido marcharse antes de tiempo.

“Aunque no podemos hablar por estas compañías eléctricas, sus representantes nos han asegurado que se debía a sus preocupaciones de proseguir una vez que Whitefish Energy concluyera su trabajo con la PREPA y la capacidad de la PREPA o cualquier organización sucesora para proporcionar a sus respectivas cuadrillas los recursos y gestiones necesarias", señaló Whitefish.

La compañía dijo que reanudaría los trabajos si se cubrían los adeudos.

Por su parte, el gobierno de Puerto Rico dijo el lunes en un comunicado que Whitefish reclama el impago y que la Autoridad de Energía Eléctrica revisa y audita las facturas de Whitefish. También señaló que la AEE fue obligada a suspender los pagos pendientes hasta que se aclare la situación con la subcontratista Whitefish.

El portavoz de la compañía eléctrica de Puerto Rico, Carlos Monroig, dijo a la AP que ambas partes están en conversaciones para alcanzar un acuerdo que las satisfaga.

La disputa se presenta días después de la renuncia de Ricardo Ramos como director de la AEE, y quien firmó el contrato con Whitefish que es sometido a una auditoria local y federal.

Documentos difundidos por la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes de Estados Unidos antes de una audiencia reciente muestran que la compañía gubernamental puertorriqueña ignoró la recomendación de sus propios abogados antes de firmar el contrato con Whitefish, que tiene su sede en la ciudad de origen del Secretario del Interior, Ryan Zinke, y que solo contaba con dos empleados durante los embates del huracán María.

Muchas personas en Puerto Rico continúan sin electricidad dos meses después del paso de la tormenta de categoría 4, que dejó al menos 55 muertos y daños calculados en 95.000 millones de dólares.

Más de 20 de los 78 municipios de Puerto Rico continúan sin electricidad, y la generación local de energía continúa por debajo de 50%. La capital, San Juan, y zonas aledañas continúan afectadas por apagones de gran escala en las últimas semanas por razones que van desde el crecimiento excesivo de maleza hasta retrasos en el suministro de combustible debido a problemas logísticos.

El huracán azotó Puerto Rico en momentos en que la isla enfrenta una recesión desde hace 11 años y tiene dificultades para reestructurar parte de una deuda pública por 73.000 millones de dólares. La AEE tiene una deuda de 9.000 millones de dólares.