CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Un grupo de ocho personas, cinco de ellas policías, fueron arrestadas cuando robaban combustible de una toma clandestina en el Estado de México, informó el lunes la Comisión Nacional de Seguridad en un comunicado.

Los detenidos eran miembros de un grupo que contaba con protección de autoridades estatales y municipales, quienes custodiaban la sustracción del combustible y su traslado a diversos puntos del estado, explica la nota.

Tras realizar distintas investigaciones y vigilar el área durante varias semanas, la policía federal realizó un operativo en la localidad de Cuautitlán, al norte de la Ciudad de México, y fue ahí donde detuvo a tres personas cuando se encontraban abasteciendo un camión cisterna directamente de una toma irregular de un ducto.

Esos sujetos eran custodiados por dos patrullas, una de la policía estatal y otra de la municipal, donde estaban los cinco agentes detenidos.

Durante el operativo se aseguraron varios vehículos, entre los que había camiones y cisternas de distinto tamaño y dos coches oficiales, mangueras y armas cortas.