SAN JUAN (AP) — Un paquete de medidas de austeridad se cierne sobre Puerto Rico luego que senadores locales rechazaron el martes por segunda vez una medida para zanjar las diferencias presupuestarias entre el gobierno del territorio estadounidense y la junta de control federal que supervisa sus finanzas.

La votación fue un revés para el gobernador Ricardo Rosselló, quien abruptamente convocó a un periodo especial de sesiones para evitar que el asunto se resuelva en corte.

Dieciocho de los 22 senadores rechazaron una propuesta que hubiera revocado algunos de los derechos otorgados a trabajadores que son despedidos injustamente. La junta hubiera otorgado concesiones como no recortar vacaciones ni eliminar un bono navideño si los legisladores hubieran aprobado la medida.

Uno de los que votaron en contra de la propuesta fue Thomas Rivera Schatz, presidente del Senado de Puerto Rico y miembro del partido del gobernador.

"Si no prevaleciéramos en la corte, cada uno de los que defendió a Puerto Rico puede mirar a los ojos y decir, 'Luché hasta el final'", dijo.

Rivera Schatz también acusó a la junta de chantajear al gobierno de Puerto Rico en un momento en que la isla se está recuperando del azote del huracán María y tratando de reestructurar una porción de su deuda pública de 70.000 millones en medio de una recesión que se ha extendido por 11 años. El portavoz de la junta José Luis Cedeño dijo que no harían comentarios por el momento.

Rosselló emitió un comunicado en el que señaló que esperaba una "consideración responsable y prudente" de todas las medidas a ser debatidas durante la sesión especial, que duró más o menos una hora.

"El presidente del Senado optó por no dedicarle tiempo a este asunto, dejando a nuestro pueblo en la incertidumbre que ha provocado el incumplimiento del acuerdo con la Junta de Supervisión Fiscal", dijo.

Puerto Rico ahora tiene dos presupuestos como resultado del desacuerdo: Uno aprobado por la junta y otro por legisladores, el cual Rosselló firmó el lunes. Horas después de que el gobernador aprobó el presupuesto, la directora de la junta Natalie Jaresko dijo a reporteros que ellos hablarían con los funcionarios del gobierno, pero que de ser necesario acudirían a las cortes para resolver sus diferencias.