SWANSEA, Gales (AP) — Una semana después de infligirle al Manchester City su primera derrota en la temporada de la Liga Premier inglesa, Liverpool cayó inesperadamente el lunes por 1-0 ante el Swansea, con lo que vio cortada una racha de 18 cotejos sin perder en las distintas competiciones.

Alfie Mawson anotó a los 40 minutos para que el conjunto galés lograra uno de los resultados más sorpresivos de la campaña, en una noche en que el ataque de los “Reds”, típicamente letal, brilló por su ausencia en el Liberty Stadium.

“Si pones un bólido de la Fórmula Uno en las calles de Londres, a las 4 de la tarde y en medio del tráfico, no correrá tan rápido como debería”, argumentó el técnico portugués del Swansea, Carlos Carvalhal. “Eso fue exactamente lo que hicimos con el Liverpool, ponerlo a jugar como no le gusta”.

El Liverpool estuvo muy lejos de la versión devastadora que venció 4-3 al City, líder de la Premier, ocho días antes, cuando el club dirigido por el alemán Jurgen Klopp no pareció echar de menos al brasileño Philippe Coutinho, quien se marchó este mes al Barcelona por 160 millones de euros (192 millones de dólares).

Durante el duelo del lunes, fue evidente que la creatividad de Coutinho hubiera resultado de gran utilidad frente a un Swansea que se defendió con todo, anulando a Mohamed Salah y aprovechando su única oportunidad de peligro.

En un saque de esquina favorable al Swansea desde la derecha, el zaguero visitante Virgil van Dijk sólo pudo peinar el balón hacia atrás, directo a la zona de peligro, donde golpeó las espinillas del argentino Federico Fernández. La pelota quedó a merced de Mawson, quien disparó a un ángulo, venciendo al arquero Loris Karius.

Los “Reds” estuvieron cerca del empate en el cuarto y último minuto de descuento, cuando Roberto Firmino remató de cabeza a un poste. En el rebote, Adam Lallana intentó un disparo, desviado por el zaguero central Mawson.

“Pareciera que el fin de semana anterior pasó hace medio año”, consideró Klopp. “Pero no es aquel triunfo el que me interesa. Ahora estoy frustrado y molesto”.

Swansea permaneció en el último puesto, pero alcanzó en 20 puntos al West Bromwicha Albion. Ambos se ubican tres unidades debajo del peldaño que ofrece la salvación.

Liverpool, que ocupa el cuarto puesto, está sólo dos puntos encima de Tottenham, en la lucha por uno de los cuatro boletos para la próxima Liga de Campeones de Europa.

La última derrota de Liverpool en la liga se remontaba al 22 de octubre, cuando Tottenham lo aplastó por 4-1.