PYEONGCHANG, Corea del Sur (AP) — El Comité Olímpico de Estados Unidos señaló que no tiene planes de destituir a su director general Scott Blackmun y aclaró que, antes de tomar cualquier decisión, esperará los resultados de una investigación independiente sobre la forma en que la federación de gimnasia atendió las quejas de varias deportistas que sufrieron abusos sexuales.

Larry Probst, presidente de la junta del Comité, aprovechó el viernes la tradicional conferencia de prensa previa a los Juegos Olímpicos para disculparse con cientos de gimnastas que sufrieron abusos por parte de Larry Nassar, quien era médico de la selección estadounidense de ese deporte.

Los testimonios de más de 150 gimnastas que refirieron abusos han derivado en varias exigencias para que renuncie Blackmun.

Probst consideró que Blackmun “hizo lo correcto en el momento adecuado”, respecto de las quejas de abuso sexual de las que tenía noticia.

Asimismo, Probst indicó que el Comité está realizando una revisión que podría derivar en que se modifique la forma en que supervisa a las distintas federaciones, incluida la de gimnasia.