AP NEWS
Related topics

Regina King sorprende y Glenn Close domina el dorado

February 25, 2019
1 of 26
Yalitza Aparicio, izquierda, y Marina de Tavira llegan a la 91 entrega de los Oscar en el Teatro Dolby de Los Angeles el domingo 24 de febrero de 2019. (Foto Jordan Strauss/Invision/AP)

NUEVA YORK (AP) — Regina King revivió el domingo el glamour del viejo Hollywood en la alfombra roja de los Oscar en un romántico vestido blanco con algo de brillo en el escote y una larga cauda, mientras que Jennifer López sorprendió en un vestido forrado en espejuelos y Lady Gaga llegó con uno de los diamantes amarillos más grandes del mundo.

Constance Wu en un amarillo brillante y Emilia Clarke en lavanda le dieron un toque de juventud e inocencia.

King, nominada a mejor actriz de reparto por “If Beale Street Could Talk”, combinó su traje stapless con un brazalete de oro blanco y diamantes, así como aretes de diamante en forma de pera de Chopard.

Gaga lució un vestido sin tirantes negro de Alexander McQueen y llevó su cabello rubio platino recogido. Su gran collar incluía el diamante Tiffany de Tiffany & Co. de 128,54 quilates. Audrey Hepburn fue la última en usarlo en un collar para una sesión de fotos promocional de la película “Breakfast at Tiffany’s”. La piedra fue encontrada en las minas Kimberley de Sudáfrica en 1877.

Gaga remató el modelo con unos largos guantes negros.

Gracias a Wes Gordon, director creativo de Carolina Herrera, quien vistió de dorado a Glenn Close con un traje digno de una reina. Fue por mucho el estilo más destacado de la temporada de premios, con una larga capa, bordados a mano y canutillos. Se necesitaron 40 artesanos y 3 millones de canutillos para el modelo.

Y gracias a ti, Billy Porter, por inaugurar con fiereza la alfombra roja de los Oscar.

El cantante y actor, conocido como un aventurero de la moda, posó con la cabeza en alto en un explosivo esmoquin-vestido de terciopelo creado por Christian Siriano. Llevaba corbatín, camisa blanca pechera de volantes y una clásica chaqueta de esmoquin pero debajo, en vez de pantalones, tenía una amplia falda negra que se prolongaba hasta el piso.

Nadie se emocionó más que el propio Siriano, quien tuiteó el atuendo tan pronto el artista pisó la alfombra.

Hablando de fuerza, López y Brie Larson llevaban vestidos plateados que podrían haber servido como armadura con cuellos de tortuga. El modelo de la estrella de origen puertorriqueño debió pesar mucho, mientras que el de Larson no tenía mangas pero sí una reveladora abertura en la falda.

Las estrellas de “Roma” Yalitza Aparicio y Marina de Tavira llegaron juntas a la gala. Aparicio, nominada a mejor actriz, lució un delicado vestido color aqua con un tirante asimétrico y una falda ligera con lentejuelas plateadas, la actriz llegó acompañada de su madre a la alfombra y saludó a su compatriota Diego Luna. De Tavira, nominada a mejor actriz de reparto, se decantó por un clásico vestido rojo con una falda de tul con múltiples y diminutos volantes con el que logró un estilo fresco.

Wu, estrella de “Crazy Rich Asians”, llevaba un delicado vestido de Versace con pliegues y mangas asimétricas que tenía un escote corazón. Llevaba el pelo recogido en una juvenil cola alta, dejando brillar sus aretes de diamantes.

Clarke, de “Game of Thrones”, lució un escotado vestido asimétrico con una tela más pesada.

Spike Lee iba todo de púrpura, el color favorito de su ídolo Prince, desde su traje hasta su gorra y sus lentes. Durante el fin de semana mostró en Instagram sus zapatos, los cuales ha lucido esta temporada de premios con la inscripción con el título de su película, “BlacKkKlansman”.

Lee también presumió unos anillos que decían “Love” y “Hate” (amor y odio) que usó el fallecido Bill Nunn como el personaje de Radio Raheem en la película de Lee “Do the Right Thing”.

Laura Harrier, quien interpreta a la chica guapa de “BlacKkKlansman”, llevó una impresionante gargantilla verde y rojo con un sensual vestido azul cielo que brilló en la alfombra roja y tenía una gran abertura en la pierna. El vestido de Louis Vuitton estaba adornado con cuentas de cristal Swarovski.

En su primera ceremonia de los Oscar, el astro de “If Beale Street Could Talk” Stephan James optó por un traje de tres piezas en terciopelo rojo, incluyendo un chaleco, el cual remató con unos zapatos blancos.

Melissa McCarthy lució su capa blanca al posar con un modelo de pantalones negros a la cintura con la parte superior blanca. Linda Cardellini se llevó el premio al modelo con más tela con un vestido rojo con volantes desde los hombros hasta la cauda.

Además de la dosis necesaria de rojo (hola Jennifer Hudson), hubo un contingente rosa, en varios tonos. Kacey Musgraves, Helen Mirren (con un rosado rojo), Angela Bassett y Gemma Chan fueron parte del equipo. Mirren complementó su vestido con un contundente collar de diamantes.

Musgraves llevó una tonalidad más clara, con volantes en el cuello y los hombros, y un brillante pendiente en la cintura.