LONDRES (AP) — El quarterback Carson Palmer se fracturó el brazo izquierdo durante el encuentro que los Cardinals de Arizona perdieron el domingo por paliza de 33-0 ante los Rams de Los Ángeles en Londres.

La grave lesión obligará a que Drew Stanton tome las riendas del ataque en cuanto el equipo regrese de su semana de descanso.

El entrenador Bruce Arians informó que Palmer se perdería ocho semanas de actividad. Stanton, quien ha sido el suplente de Palmer desde que ambos llegaron al equipo para la campaña de 2013, pasará ahora un largo periodo como titular.

Y aunque el veterano de 10 años ha cumplido aceptablemente con su responsabilidad en el pasado, completó sólo cinco de 14 pases para 62 yardas y un interceptado el domingo. Los Cardinals se quedaron en cero durante el partido, algo que no les ocurría desde el 9 de diciembre de 2012.

“Uno nunca quiere que ocurra algo así, mucho menos a Carson”, dijo Stanton. “Hemos estado juntos por cinco años. Mi corazón está con él. Es duro que el equipo pierda a un jugador así, seleccionado al Pro Bowl y candidato al Salón de la Fama. Y también es duro perder a un compañero y amigo”.

Palmer intentaba un pase largo a J.J. Nelson, con 5:48 minutos restantes en la primera mitad, cuando recibió un duro golpe de Alec Ogletree, linebacker interior de los Rams.

“Uno no quiere que nadie se lesione, pero cuando se trata del quarterback, se afecta todo el ritmo de juego”, comentó Michael Brockers, tackle defensivo de los Rams. “Pienso que aprovechamos eso hoy”.