DUBLÍN (AP) — La cerveza fluye en los bares irlandeses en un Viernes Santo por primera vez en 90 años.

Había colas en los pubs cuando abrieron a las 7 de la mañana gracias a una ley que derogó la prohibición de servir alcohol en Viernes Santo, la que estaba vigente desde 1927.

La Federación de Viñateros de Irlanda dijo que el cambio aumentaría las ventas en 40 millones de euros (49 millones de dólares). Su presidente, Padraig Cribben, dijo que “la prohibición del Viernes Santo es de otra época y ha pasado correctamente a la historia”.

La Ley de Licores Embriagadores de 1927 prohibía la venta del alcohol en Navidad, Viernes Santo y el Día de San Patricio. La veda de San Patricio fue derogada en 1962.

En el Viernes Santo los cristianos conmemoran la crucifixión de Jesús.