AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

Chileno Kehr, absuelto de un homicidio, gana oro en martillo

August 9, 2019
1 of 2
El chileno Gabriel Kehr festeja la obtención de la medalla de oro en el lanzamiento de martillo durante los Juegos Panamericanos de Lima, el jueves 8 de agosto de 2019(AP Foto/Fernando Llano)
1 of 2
El chileno Gabriel Kehr festeja la obtención de la medalla de oro en el lanzamiento de martillo durante los Juegos Panamericanos de Lima, el jueves 8 de agosto de 2019(AP Foto/Fernando Llano)

LIMA (AP) — Durante casi dos años Gabriel Kehr estuvo recluido en casa. En una jaula entrenaba sus lanzamientos de martillo.

Un caso con la justicia por la muerte de un hombre en una riña mantuvo al atleta chileno, desde octubre del 2016, cuando se dio el hecho y hasta su absolución en mayo pasado, bajo reclusión domiciliaria. Se le daba permiso con el aval de la justicia, sin embargo, para ir a entrenar y participar en competencias.

Dos meses después de su absolución, Kehr llegó a Lima con su amigo de siempre y padrino de su hija, Humberto Mansilla. Ambos buscaban el podio en el lanzamiento de martillo del atletismo y lo lograron el jueves. Kehr se alzó con la medalla de oro, mientras que Mansilla se quedó con la plata, para que Chile hiciera el 1-2 en la prueba.

Kehr, de 22 años, ganó con un lanzamiento de 74,98 metros, en tanto que su compañero Mansilla aseguró la plata con un registro de 74,38. El estadounidense Sean Donnelly envió el martillo a una distancia de 74,23 metros, para quedarse con el bronce.

“Es algo que venimos trabajando desde hace muchos años”, dijo Kehr a The Associated Press. “Nos propusimos hacer el uno y dos en este campeonato”.

En un hecho un tanto inusual en Chile, los dos lanzadores de martillo son amigos desde el colegio y ambos se apoyan en el deporte. Los dos solían salir anticipadamente del aula de clases para irse a un taller de atletismo instalado en el centro escolar.

Mansilla, de 23 años, había viajado a sus primeros Panamericanos en Toronto hace cuatro años y no pudo alcanzar el podio.

En octubre de 2016, su amigo Kehr se vio envuelto en el caso de la riña y muerte de un hombre. El chileno no solo tuvo el respaldo de Mansilla, sino de su entrenador Mario Saldías, que el jueves era el más orgulloso, puesto que viene trabajando con los dos atletas en los últimos ocho años.

“Es una medalla lograda con mucho esfuerzo”, dijo Saldías. “Siempre estuvimos allí para animarlo a Gabriel, él no dejó de trabajar y ahora se siente más fuerte”.

Los chilenos habían dicho que venían por el oro y la plata, así como por una marca que les diese el boleto a Tokio 2020. Ese registro no se dio y tendrán que buscarlo en el Mundial de Atletismo del próximo mes en Doha.

Ambos medallistas celebraron por buen rato dentro de la pista atlética arropados con la bandera de su país.

La riña en que estuvo implicado Kehr se registró en un local nocturno en su poblado de Temuco, sur de Chile, en el que murió un hombre al caerse y golpearse con el piso, en octubre del 2016. Un tribunal penal de esa localidad lo absolvió de homicidio en mayo pasado, aunque lo encontró culpable del delito de lesiones graves, un cargo menor.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.