QUITO (AP) — La cancillería ecuatoriana protestó el martes por una declaración que realizó a la prensa de su país el embajador argentino Luis Alfredo Juez, la cual consideró ofensiva.

Según publicó el lunes el periódico La Nueva Mañana, Juez dijo que tras algunas actividades decidió cambiarse de ropa para que no le dijeran que era “un mugriento y agarré hábitos ecuatorianos”, en referencia a las comunidades indígenas de Ecuador.

En respuesta, la viceministra interina de Relaciones Exteriores ecuatoriana, Lourdes Puma, convocó al encargado de negocios argentino, Carlos Catella, y le expresó “su enfático rechazo y disgusto del Gobierno del Ecuador por las aseveraciones emitidas a la prensa argentina por el señor Luis Alfredo Juez, embajador de Argentina en Ecuador”.

Puma añadió que la dependencia que lidera “encuentra inaceptable que un representante del más alto nivel de un Estado se refiera, una vez más, de manera ofensiva a los ciudadanos del país que le ha recibido con consideración y amistad y en donde su actividad debe estar guiada hacia el fortalecimiento de los lazos políticos, económicos y de cooperación, y no a agraviar reiteradamente a los ecuatorianos”.

Desde su país, donde se encuentra actualmente, el diplomático trató de aclarar la situación y realizó una aclaración al diario argentino: “Una de las más conocidas es el pueblo Otavalo. Ellos se visten a la mañana del sábado y están todo el fin de semana con la misma ropa. Me refería a eso, para no estar todo el día con el mismo atuendo pasé por casa a cambiarme”.

Adicionalmente escribió en una carta que envió a la canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, que sus expresiones fueron descontextualizadas y malinterpretadas en el marco de la época electoral que ha vivido su país.

Juez es embajador en Quito desde 2016.