AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

Musulmanes y policía israelí chocan en Jerusalén

August 11, 2019
1 of 2
Policía israelí choca con fieles palestinos en la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén, el domingo 11 de agosto de 2019. (AP Foto/Mahmoud Illean)
1 of 2
Policía israelí choca con fieles palestinos en la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén, el domingo 11 de agosto de 2019. (AP Foto/Mahmoud Illean)

JERUSALÉN (AP) — Fieles musulmanes y policía israelí chocaron el domingo en un importante lugar sagrado de Jerusalén durante las oraciones por el feriado musulmán de Eid al-Adha.

Al menos 14 personas resultaron heridas, una de gravedad, en los enfrentamientos con la policía en la Explanada de las Mezquitas, según médicos palestinos. Al menos cuatro agentes israelíes resultaron heridos, según la policía. Los testigos informaron de al menos dos detenidos.

Decenas de miles de musulmanes habían acudido el domingo por la mañana para las plegarias en el lugar, que los musulmanes llaman Complejo de la Mezquita de Al-Aqsa y los judíos Monte del Templo. El domingo se celebraba también el 9 de Av, un día de luto para los judíos por la antigua destrucción de dos templos bíblicos construidos en el sensible lugar.

El recinto es el lugar más sagrado para los judíos y el tercero para los musulmanes, después de La Meca y Medina, en Arabia Saudí. La zona es desde hace años una fuente de tensiones en el conflicto palestino-israelí.

Muchos palestinos se habían reunido ante el acceso al lugar el domingo por la mañana después de que circularan rumores sobre que la policía permitiría entrar a visitantes judíos durante la jornada. Los manifestantes corearon “Allahu Akbar” (“Dios es grande”) y lanzaron piedras a la policía, que cargó en el complejo, empleando granadas aturdidoras y balas de goma.

La policía israelí había vetado el acceso a visitantes judíos en un principio, pero revocó su decisión tras estallar los choques y les permitió entrar. Varias docenas entraron en el recinto bajo escolta policial, y los fieles musulmanes empezaron a arrojar sillas y otros objetos al grupo. Los visitantes judíos dejaron el complejo poco después.

La decisión de permitir la entrada de los visitantes judíos se tomó “con el respaldo de los máximos responsables políticos”, dijo el comandante policial de Jerusalén Doron Yedid a medios israelíes. No fue posible contactar con portavoz de la policía para pedir comentarios.

El cambio de postura llegó después de que los aliados nacionalistas religiosos del primer ministro, Benjamin Netanyahu, pidieran que se abriera el espacio a visitantes judíos. Los israelíes repiten por primera vez unas elecciones el mes que viene, después de que Netanyahu no lograra formar gobierno tras las elecciones de abril.

Según un acuerdo tradicional entre Israel y autoridades musulmanes, los judíos tienen prohibido rezar en la Explanada de los Mezquitas. La tradición judía también sostiene que los judíos deben evitar entrar en el lugar.

Sin embargo, en los últimos años los nacionalistas religiosos han aumentado sus visitas en desafío al acuerdo. Los extremistas judíos han pedido que se destruya la mezquita y se reconstruya el templo bíblico.

Los palestinos ven estas visitas como provocaciones, y temen desde hace años que Israel pretenda tomar el control del espacio o dividirlo. El gobierno israelí ha reiterado que no tiene intención de modificar la situación actual.

Hanan Ashrawi, miembro destacado de la Organización por la Liberación de Palestina, acusó a Israel de “avivar las tensiones religiosas en Jerusalén” y añadió que las autoridades israelíes eran “totalmente responsables de sus graves consecuencias”.

El complejo está en Jerusalén este, capturado por Israel en la guerra de 1967 junto con Cisjordania y la Franja de Gaza, territorios que los palestinos reclaman como parte de un futuro estado.

Las tensiones entre Israel y los palestinos se han disparado desde la decisión en 2017 del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer Jerusalén como capital de Israel y trasladar allí su embajada. El proceso de paz lleva al menos una década en punto muerto y los palestinos han cortado lazos con el gobierno de Trump por lo que consideran una posición injustamente favorable a Israel.

En otro incidente el domingo, tropas israelíes mataron a un palestino que les disparó desde el otro lado de la cerca que rodea la Franja de Gaza.

El Ejército israelí dijo que un “terrorista armado” se acercó a la frontera el domingo por la mañana y disparó hacia las tropas al otro lado, que devolvieron el fuego. Un tanque también disparó contra un puesto militar cercano operado por el grupo islamista Hamas.

El ministerio palestino identificó al fallecido como Marwan Nasser, de 26 años. No estaba claro si formaba parte de un grupo armado, y nadie reclamó en un primer momento la autoría del ataque.

Tropas israelíes mataron el sábado a cuatro milicianos palestinos que según el Ejército habían cometido un ataque transfronterizo. Hamas, que gobierna Gaza desde 2007, describió el ataque como un “acto individual” realizado por jóvenes frustrados y no planeado por la organización.

___

El periodista de Associated Press Fares Akram en Ciudad de Gaza contribuyó a este despacho.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.