MADRID (AP) — Constructores de barcos bloquearon caminos en el sur de España por temores de que Arabia Saudí pudiera cancelar la compra de buques de guerra por 2.100 millones de dólares en represalia por la decisión de Madrid de frenar un embarque de bombas a Riad.

El nuevo gobierno centroizquierdista español dijo esta semana que planeaba no entregar las bombas guiadas por láser por la posibilidad de que sean usadas contra civiles en Yemen.

La cancelación formal del pedido, que data del 2015, podría decidirse en una reunión del gabinete este mes.

Diplomáticos saudíes en Madrid declinaron comentar sobre si eso llevaría a Riad a cancelar el acuerdo de julio para comprar cinco corbetas de la compañía española Navantia.

Jesús Peralta, un líder del gremio de trabajadores de Navantia, dijo que 6.000 empleos en cuatro años y medio pudieran estar en peligro.