GRAN SASSO, Italia (AP) — Simon Yates consolidó su posición como líder general del Giro de Italia al ganar el domingo la novena etapa, pero fue un mal día para su compatriota británico Chris Froome, quien perdió más de un minuto en la clasificación general.

Yates fue parte de un grupo de cinco ciclistas que se escapó en los kilómetros finales de la llegada en ascenso, y el competidor de la agrupación Mitchelton-Scott lanzó su ataque justo al final para superar a Thibaut Pinot.

El compañero de Yates, el colombiano Esteban Chaves, llegó tercero para al campeón defensor Tom Doumoulin como segundo en la clasificación general, a 32 segundos del líder.

Dumoulin se ubica ahora a seis segundos de Chaves.

Froome, cuatro veces campeón del Tour de Francia, estaba noveno a 1 minuto y 10 segundos de Yates. Pero el ciclista del Equipo Sky tuvo problemas hacia el final de la etapa de 225 kilómetros (140 millas) entre Pesco Sannita y Gran Sasso d’Italia, y se rezagó a 2:27 de su compatriota.

“Me doy cuenta de lo importante que es ganar mi primera etapa con la Maglia Rosa”, dijo Yates. “Esta es por todos los que rodaron al frente todo el día. Fue muy lindo. Desde el inicio de la jornada creíamos en la posibilidad de ganar la etapa y defender el liderato”.

Parecía que uno entre los 15 fugados ganaría luego de tomar una ventaja de alrededor de ocho minutos sobre el pelotón antes del penúltimo ascenso, a menos de 50 kilómetros de la meta. Sin embargo, el Astana aceleró el ritmo del pelotón para recortar la distancia por la mitad al momento de llegar al ascenso final del Gran Sasso d’Italia, a 26 kilómetros del final.

Continuaron una serie de ataques y Fausto Masnada se escapó antes de que el pelotón lo absorbiera a 2,7 kilómetros del final, lo que dejó el escenario puesto para el triunfo de Yates.

Ha sido una complicada primera semana para Froome, quien chocó en el entrenamiento previo a la contrarreloj de la primera etapa, perdió tiempo en la cuarta etapa y se volvió a lastimar en una segunda caída en el ascenso final del sábado.

“Se veía bien el último par de días, pero debemos seguir optimistas. Faltan otras dos semanas y ojalá tengamos mejores días”, dijo el director del Sky, Nicolas Portal. “Esperamos olvidar esta etapa pronto”.

La competencia tendrá su segundo día de descanso antes de la 10ma etapa del martes, un trayecto ondulado de 239 kilómetros (149 millas) entre Penne y Gualdo Tadino.

El Giro concluye el 27 de mayo en Roma.