AP NEWS
Related topics

Libertadores: River-Boca, línea por línea

November 21, 2018
1 of 2

Darío Benedetto (derecha) de Boca Juniors festeja con sus compañeros Ramón Abila (centro) y Nahitan Nández tras anotar un gol ante River Plate en la ida de la final de la Copa Libertadores en Buenos Aires, Argentina, el domingo 11 de noviembre de 2018. (AP Foto/Gustavo Garello)

BUENOS AIRES (AP) — La fortaleza colectiva de River Plate contra la jerarquía ofensiva en Boca Juniors.

Estos son los rasgos que a primera vista distinguen a los clásicos rivales y protagonistas el sábado de una histórica final de la Copa Libertadores. Pero un duelo de tamaña trascendencia se define por detalles.

A continuación un repaso de las fortalezas y debilidades línea por línea de los dos gigantes del fútbol argentino.

ARQUERO:

Franco Armani es el dueño indiscutido del arco de River. El guardameta, que atajó para Argentina en el Mundial de Rusia, evitó la derrota del conjunto millonario en el epílogo del partido de ida jugado hace dos semanas en un mano a mano ante el artillero Darío Benedetto.

En Boca no está claro si atajará Esteban Andrada o Agustín Rossi. El primero era titular hasta que sufrió una rotura de mandíbula en los cuartos de final ante Cruzeiro. Ya recuperado, volvió a jugar por la liga el pasado fin de semana y se lo notó intacto. La otra opción es Agustín Rossi, figura de Boca en la primera final.

Ventaja: River.

___

DEFENSA:

Los zagueros de River Jonatan Maidana y Javier Pinola son guerreros con mil batallas. Acostumbrados a marcar mano a mano en un equipo que juega a la presión alta sobre el rival, tienen además la lucidez del pase entrelíneas para iniciar la ofensiva.

Los laterales Gonzalo Montiel y Milton Casco aportan velocidad para la salida y el retroceso.

En Boca el zaguero Carlos Izquierdoz, de 1,85 metros de altura, garantiza despeje en la retaguardia y gol en las pelotas paradas a favor. Su compañero Lisandro Magallán también buen juego aéreo, pero a diferencia del rival la dupla no es tan dúctil para la salida.

Las flaquezas pasan por los laterales. En la derecha Leonardo Jara, habitual titular, no tuvo una buena actuación en el primer choque. Pelea el puesto con Julio Buffarini. La banda izquierda sigue extrañando al colombiano Frank Fabra desde que se lesionó a mitad de año. El uruguayo Lucas Olaza, de buena pegada, jugará el sábado.

___

Ventaja: River.

MEDIOCAMPO: En River vuelve el capitán (y técnico dentro del campo) Leonardo Ponzio, ya recuperado de un desgarro. Con seguridad, será secundado por Exequiel Palacios, cuyo nombre para irse al Real Madrid, y Gonzalo Martínez, inminente refuerzo del Atlanta United. Marcelo Gallardo mantiene algunas incógnitas en el medio: el colombiano Juan Fernando Quintero, Enzo Pérez, Ignacio Fernández y el uruguayo Camilo Mayada pelean por dos lugares si el estratega optara por una línea de cinco volantes. Más allá de los intérpretes, su mediocampo debe ser dinámico y versátil.

En Boca tienen el puesto garantizado el colombiano Wilmar Barrios, el uruguayo Nahitan Nández y Pablo Pérez, el encargado de dar el primer pase de ataque. Si éste último no tiene una buena tarde, al equipo de Guillermo Barros Schelotto le puede costar generar fútbol ya que los otros dos mediocampistas están para el quite.

Ventaja: Parejo.

___

ATAQUE: La única línea en la que Boca le saca cierta ventaja a su eterno rival. Ya sea juegue uno o hagan dupla, Ramón Ábila y Benedetto están en estado de gracia con el gol. Ambos convirtieron en el 2-2 de la primera final. El mediapunta colombiano Sebastián Villa con su velocidad asegura desborde y retroceso. Cristian Pavón, el otro extremo con características similares, está lesionado y Barros Schelotto no cuenta con un reemplazante natural. Carlos Tevez, más por experiencia que presente, saca ventaja para jugar el sábado. La otra opción es el colombiano Edwin Cardona, con menos despliegue pero buen disparo de media distancia. Otro en consideración es Mauro Zárate.

Mientras a los boquenses le sobran variantes, Gallardo enfrenta el complejo desafío de preparar el mejor ataque sin el colombiano Rafael Santos Borré, suspendido, ni Ignacio Scocco, lesionado. Lucas Pratto, autor de uno de los goles en la ida, tiene puesto asegurado. El uruguayo Rodrigo Mora, que no ha jugado seguido en el último tiempo, debería ser su acompañante, aunque no se descarta que el entrenador juegue con un solo delantero.

Ventaja: Boca.

AP RADIO
Update hourly