MÚNICH (AP) — El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu afirmó el domingo que el acuerdo internacional con Irán le ha dado confianza al gobierno para volverse cada vez más agresivo en la región y advirtió que Teherán no debe “poner a prueba la resolución israelí”.

En declaraciones a líderes mundiales, responsables de defensa y diplomáticos en la Conferencia de Seguridad de Múnich, Netanyahu dijo que el acuerdo a “desatado un peligroso tigre iraní en nuestra región y más allá”.

El mandatario, que ha sido crítico con el acuerdo nuclear cerrado con Irán en 2015, lo comparó con el infame “Acuerdo de Múnich” de 1938 que las potencias occidentales firmaron con Adolf Hitler en un intento de evitar la guerra en Europa.

“Las concesiones a Hitler solo envalentonaron al régimen nazi”, afirmó. “En lugar de escoger una vía que podría haber evitado la guerra (...), esos líderes bienintencionados hicieron inevitable una guerra más amplia y mucho más costosa”.

Afirmando que la “audacia” de Irán había alcanzado nuevos máximos, sostuvo un fragmento de lo que describió como un dron iraní derribado la semana pasada por Israel en su espacio aéreo, y se dirigió al ministro iraní de Exteriores, Mohammad Javad Zarif, que interveno más tarde en la cumbre.

“Señor Zarif, ¿reconoce usted esto? Debería, es suyo. Puede llevárselo de vuelta con un mensaje a los tiranos de Teherán, ¡no pongan a prueba la resolución israelí!”.

Teherán dijo que no se trataba de un dron iraní.

Netanyahu dijo al público que la destrucción del dron era una demostración de la resolución de su país.

“Israel no permitirá que el régimen iraní nos ponga una soga de terror al cuello”, dijo. “Actuaremos si es necesario, no solo contra los aliados de Irán que nos atacan, sino contra la propia Irán”.

En respuesta, el canciller iraní dijo unas dos horas después en la misma conferencia en Múnich que las declaraciones de Netanyahu son “pensamientos delirantes”.

“Puedo garantizar que si los intereses de Irán no están seguros, Irán responderá, responderá seriamente. Y creo que sería una respuesta que significaría que la gente lamentaría tomar la acción errónea que hicieron", dijo.

El presidente de estadounidense Donald Trump ha expresado un profundo escepticismo sobre el acuerdo nuclear de Irán que levantó las sanciones contra el país. El mandatario extendió algunas exenciones en enero, pero dijo que no volvería a hacerlo cuando se tenga que renovar la medida en mayo a menos que se aborden sus inquietudes.

El exsecretario estadounidense de Estado, John Kerry, uno de los principales arquitectos del acuerdo nuclear, dijo en la conferencia en Alemania que era "absolutamente crítico" garantizar que el pacto sobreviva. Si Estados Unidos abandona el actual acuerdo nuclear, es poco probable que Irán considere uno nuevo, dijo Kerry.

___

Moulson informó desde Berlín.