AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

Argentina y Messi por el título tan esquivo

Por DÉBORA REYJune 7, 2019
1 of 3
El delantero argentino Lionel Messi durante un entrenamiento de la selección en Buenos Aires, el miércoles 5 de junio de 2019. (AP Foto/Natacha Pisarenko)
1 of 3
El delantero argentino Lionel Messi durante un entrenamiento de la selección en Buenos Aires, el miércoles 5 de junio de 2019. (AP Foto/Natacha Pisarenko)

BUENOS AIRES (AP) — Después de tantas amarguras, Lionel Messi está dispuesto a darse otra oportunidad con Argentina en la Copa América. Tal vez la última.

La Albiceleste es un casillero vacío en la exitosa carrera del mejor jugador del mundo, a quien hay que reconocerle su empecinamiento por saldar esa deuda pese a los golpes, el más reciente en el mundial de Rusia.

“El que no me quiere lamentablemente me va a tener que seguir aguantando un poquito más”, dijo el capitán en una reciente entrevista. Pero con 31 años también puso en duda que llegue en condiciones físicas para jugar el mundial de Qatar.

REESTRUTURACIÓN

Messi será el líder de una Argentina renovada y al mando de un entrenador sin experiencia, al que la negativa de otros colegas con más trayectoria le ha permitido extender su interinato. Lionel Scaloni (ocho partidos: cinco victorias, un empate y dos derrotas) rendirá examen en Brasil y su evaluador será nada menos que César Luis Menotti, el técnico campeón del mundo en 1978 y actual director de selecciones nacionales.

El mánager ya dio pistas de sus preferencias al elogiar públicamente a Marcelo Gallardo (River Plate), Eduardo Coudet (Racing Club) y Hernán Crespo (Banfield), apellidos que tomarán fuerza en caso de un tropezón de Scaloni.

El veterano Javier Mascherano, el jugador con más presencias en la selección; el artillero Gonzalo Higuaín y el arquero Sergio Romero le han dejado su lugar a una nueva generación de futbolistas con menos brillo pero crédito abierto.

Messi, Sergio Agüero y Ángel Di María son los únicos sobrevivientes del grupo de históricos que perdieron las finales de mundial 2014, justo en Brasil, y de la Copa América 2015 y 2016.

“Es un recambio lógico después de una camada importante, de jugadores impresionantes, donde más allá de que no llegó a consagrarse hizo cosas impresionantes. Hoy veo un grupo muy unido, con ilusión y con ganas de ganar la Copa América”, enfatizó el capitán.

EL PRESENTE DE LOS HISTÓRICOS

La Pulga carga sobre la espalda con el peor final de temporada del Barcelona en mucho tiempo (eliminación bochornosa en semifinales de Liga de Campeones y derrota en la final de Copa del Rey). En contraste, su amigo Agüero llega al tope de rendimiento como goleador del Manchester City, campeón de los tres títulos en juego en el fútbol inglés.

Días atrás el Kun reconoció que es la primera vez que llega en óptimas condiciones futbolísticas y físicas a jugar para su país. Además, hoy se perfila como titular indiscutido ya que no está más a la sombra de Higuaín.

Junto a Di María, figura del PSG francés, los tres tendrán la responsabilidad de la ofensiva argentina.

El RESTO

En el arco Franco Armani, la muralla de River que también atajó dos partidos en la Copa del Mundo, le saca ventaja en la pelea por el puesto a Esteban Andrada, de gran presente en el arco de Boca Juniors.

Renzo Saravia, Germán Pezzella, Nicolás Otamendi y Nicolás Tagliafico se perfilan como los dueños de los cuatro puestos en la defensa. En tanto que Roberto Pereyra, Giovani Lo Celso y Leandro Paredes conformarán un mediocampo con más vocación de juego que de marca.

ANTECEDENTES

La última vez que Argentina ganó un título a nivel selección mayor fue la Copa América de 1993. En el certamen continental disputó luego las finales de 2004, 2007, 2015 y 2016. En las últimas tres con Messi en cancha.

La Albiceleste integra el Grupo B junto a Colombia, el campeón asiático Qatar y Paraguay. Debutará el sábado 15 de junio contra los colombianos en Salvador.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.