PARÍS (AP) — Un gol del nuevo prodigio adolescente de Mónaco no fue suficiente para evitar una derrota el domingo por 2-1 ante Burdeos.

Pierto Pellegri, un alto y robusto delantero de 17 años oriundo de Italia, equilibró el encuentro para Mónaco a la mitad del segundo tiempo. Poco después de ingresar al partido, mandó un potente disparo dentro del área luego que Burdeos no pudo despejar el balón correctamente.

Pellegri llegó a Mónaco en enero preveniente del Genoa de la Serie A por una cantidad reportada en 25 millones de euros (29 millones de dólares).

Mantiene récords de la liga italiana como el jugador más joven en debutar, con 15 años y 280 días, y se convirtió en el tercer anotador más joven de la Serie A en mayo de 2017. En septiembre de ese año, fue el primer futbolista de 16 años en anotar un doblete en un juego importante de la liga europea.

Sin embargo, Mónaco no pudo meter otro gol y ahora solo tiene cuatro puntos en tres juegos.

Tras dos derrotas, Burdeos se recuperó con la ayuda de dos goles del delantero Francois Kamano, quien se aprovechó de una falta en el tiempo de compensación después que su compañero Samuel Kalu fallara un penal minutos antes.

Pellegri sigue los pasos del astro francés Kylian Mbappé, que irrumpió en el escenario para Mónaco a los 17 años, ayudando al club a ganar el título de la liga francesa y a llegar a las semifinales de la Liga de Campeones en 2017.

Mbappé fue fichado por el Paris Saint-Germain la temporada pasada en un acuerdo reportado en 180 millones de euros (209 millones de dólares) y el atacante de 19 años ayudó a Francia a ganar la Copa del Mundo el mes pasado. Mbappé metió un gol en la victoria del PSG 3-1 en casa ante Angers el sábado.

El mismo domingo, el delantero de Lille Jonathan Bamba hizo un doblete en una victoria por 3-0 sobre Guingamp, mientras que Marsella sólo consiguió igualar 2-2 en casa ante Rennes.