AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

Siria: 34 muertos por ataques del gobierno y rebeldes

July 22, 2019
ARCHIVO - En esta imagen de archivo del sábado 20 de junio de 2018, proporcionada por el Medio Militar Central Sirio, controlado por el gobierno, fuerzas del gobierno sirio disparando un arma durante una batalla contra fuerzas de oposición en una zona rural de Aleppo, Siria. (Syrian Central Military Media, via AP, Archivo)
ARCHIVO - En esta imagen de archivo del sábado 20 de junio de 2018, proporcionada por el Medio Militar Central Sirio, controlado por el gobierno, fuerzas del gobierno sirio disparando un arma durante una batalla contra fuerzas de oposición en una zona rural de Aleppo, Siria. (Syrian Central Military Media, via AP, Archivo)

BEIRUT (AP) — Al menos 27 personas murieron el lunes en múltiples bombardeos aéreos contra un bullicioso mercado en zona rebelde en noroeste de Siria, dijeron activistas de oposición y un grupo que monitorea la guerra. Poco después, la prensa oficial informó que rebeldes atacaron una villa controlada por el gobierno, matando a siete personas.

El incremento en la cifra de fallecidos representa un agudo recrudecimiento de los combates.

El bombardeo del gobierno en la localidad de Maaret al-Numan dejó también más de 30 heridos, según reportes desde el lugar, que está sufriendo intensos ataques aéreos cada día mientras las tropas sirias, amparadas por cobertura aérea rusa, intentan avanzar en el enclave cerca de la frontera turca, que es dominada por milicianos cercanos a Al Qaeda y otros grupos yihadistas.

La agencia estatal de noticias siria SANA informó que los insurgentes bombardearon la aldea de Jourin en la parte norte de la provincia de Hama, matando a siete civiles cuando un proyectil alcanzó un automóvil en marcha. La televisión estatal también informó que los insurgentes bombardearon la ciudad de Suqailabiyah, controlada por el gobierno, e hirieron a cuatro personas, incluido un niño, mientras que un proyectil golpeó una universidad en la ciudad costera de Latakia, un bastión del gobierno, sin causar víctimas.

Por su parte, activistas de la oposición siria dijeron que aviones de combate rusos llevaron a cabo el ataque del lunes, pero el Ministerio de Defensa de Rusia desestimó los informes y los calificó de “engaño”, agregando que la fuerza aérea rusa “no realizó ninguna misión en esa área en Siria”.

La provincia de Idlib, en la esquina noroeste del país, es el último bastión rebelde en el país que escapa al control del presidente, Bashar Assad.

Las fuerzas del gobierno lanzaron una ofensiva en abril que ha dejado más de 2.000 muertos y desplazado a más de 300.000 personas por ahora.

Sin embargo, las tropas han avanzado poco desde que comenzó la operación.

Es probable que la cifra de víctimas aumente debido al gran número de heridos, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña y que monitorea el conflicto en Siria a través de una red de activistas.

La agencia de noticias Thiqa, un colectivo activista en el norte de Siria, dio una cifra de muertos más alta, indicando que 20 personas habían muerto.

Los bombardeos del domingo en Idlib mataron al menos a 11 civiles, según el Observatorio y equipos de emergencia.

Pese a los intensos bombardeos, las tropas de Assad no han logrado hacer avances significativos contra los rebeldes, los milicianos vinculados a Al Qaeda y otros grupos yihadistas que controlan la provincia. Los grupos milicianos han respondido con dureza, matando una media de más de una docena de soldados y milicianos aliados diarios en las últimas semanas.

La dura campaña deja sobre la mesa los límites de la potencia aérea rusa y siria y la incapacidad de conseguir una victoria definitiva en la larga guerra civil del país, que ya está en su noveno año.

___

Las periodistas de The Associated Press Suzan Fraser en Ankara, Turquía, y Nataliya Vasilyeva en Moscú, colaboraron con este despacho.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.