AP NEWS
Related topics

Federación y Sampaoli no se ponen de acuerdo sobre rescisión

January 14, 2016

SANTIAGO, Chile (AP) — El abogado de Jorge Sampaoli insistió el jueves que el técnico de la selección chilena no pagará una millonaria penalidad para rescindir su contrato, mientras la federación de fútbol aseguró que no lo dejará abandonar el cargo sin recibir una compensación económica.

El vicepresidente de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP), Gaspar Goycolea, dijo que el organismo dio por terminadas las negociaciones con Sampaoli, después que el timonel argentino rechazó una propuesta para pagar una penalidad rebajada y en cuotas. El dirigente señaló que el caso quedó en manos de los abogados.

La cláusula de rescisión del contrato, que expira en 2018, es de seis millones de dólares.

“No corresponde pagar nada”, reaccionó después el abogado de Sampaoli, Fernando Baredes. “Si ellos van a judicializar, nosotros nos tenemos que defender. Yo creo que si la ANFP va a tribunales, tendrán sus motivos”.

Agregó que Sampaoli se niega a pagar porque supuestamente se rompió una cláusula de confidencialidad cuando algunos medios chilenos publicaron detalles sobre su contrato.

“Sí existe una cláusula de confidencialidad, y el contrato tiene excepciones”, indicó.

Sampaoli insistió el miércoles que ya no quiere dirigir a la “Roja”, y su cambio de parecer poco tiempo después de renovar su contrato lo ha convertido en una especie de villano en un país donde hace apenas seis meses era un ídolo tras ganar por primera vez la Copa América.

Arturo Vidal, el volante de Bayern Múnich que fue el capitán del seleccionado campeón del torneo continental, expresó su solidaridad con el técnico al publicar una foto en la red social Instagram en la que ambos comparten durante un entrenamiento.

“Profe querido, ojalá podamos seguir ganando cosas juntos...y si toca seguir caminos distintos le deseo toda la suerte del mundo”, escribió Vidal en su mensaje en Instagram.

Goycolea, en tanto, señaló que deben resolver pronto el impasse, ya que Chile reanuda a fines de marzo las eliminatorias para la Copa del Mundo de 2018.

“La selección no puede seguir en este estado de inmovilidad por la indefinición de su entrenador, ya que como todos lo saben, estamos contra el tiempo para llegar preparados a los partidos con Argentina y Venezuela, que son claves en nuestro camino a Rusia 2018”, dijo Goycolea.

“Teniendo en cuenta la voluntad (de irse) manifestada pública y privadamente de Jorge Sampaoli, estuvimos dispuestos a reducir la cláusula significativamente, junto con darle flexibilidad de pagos diferidos en el tiempo. Esto desafortunadamente fue rechazado de plano por el entrenador”, dijo Goycolea leyendo una nota y sin aceptar preguntas.

No especificó el monto de la rebaja.

“En este escenario la actual directiva da por cerradas las negociaciones ya que ha sido imposible llegar a un acuerdo sensato, que se enmarque en el contrato que él mismo firmó hace exactamente 60 días” cuando renovó su acuerdo, agregó.

Añadió que “nuestra directiva, como lo hemos señalado reiteradamente, se apegará y respetará el cumplimiento de los contratos voluntariamente firmados”.

“Dicho esto, pusimos todos los antecedentes en manos de nuestro equipo de abogados”, agregó.

El quiebre se produjo después de cuatro reuniones entre la directiva y Sampaoli y varias más con el abogado del técnico.

Sampaoli tuvo un errático comportamiento en la víspera, cuando leyó un comunicado en que desmintió anteriores declaraciones suyas y afirmó que seguiría viviendo en Santiago, pero minutos después en entrevistas separadas a cuatro medios de prensa afirmó que quería irse, que no seguiría dirigiendo a la “Roja” y que no podía pagar la cláusula de rescisión.

“Imposible que hoy pueda pagar la cláusula, tendría que robar un banco”, dijo a la cadena Fox Sports.

El 16 de noviembre, Sampaoli firmó el anexo de contrato que establece la millonaria cláusula de salida, un día antes que el entonces presidente del fútbol chileno, Sergio Jadue, partiera a Estados Unidos para entregarse a la justicia estadounidense, ante la que admitió delitos de corrupción y soborno.

Una serie de irregularidades de Jadue a la cabeza del ente rector chileno desembocaron en varias investigaciones, incluida una de la fiscalía y de impuestos internos, que se tradujeron en la incautación de documentos, entre ellos el contrato de Sampaoli, lo que el estratega resintió amargamente.

Sampaoli, vistiendo el buzo de la “Roja”, acude a diario a la sede