CARACAS (AP) — La Asamblea Constituyente venezolana declaró persona non grata el sábado al embajador de Brasil y al encargado de negocios de Canadá tras sus comentarios sobre la política interna del país.

“Nosotros hemos decidido declarar persona non grata al encargado de negocios de Canadá y declarar persona non grata al embajador de Brasil”, afirmó la presidenta de la asamblea, Delcy Rodríguez, en una conferencia de prensa, y añadió que la cancillería formalizará los trámites.

Rodríguez no dijo exactamente cuáles serán las consecuencias de esta declaración, que suele ser la forma diplomática previa a ordenar la salida del país en un plazo corto.

Brasil rechazó en un comunicado el jueves la liquidación “arbitraria” de dos alcaldías opositoras, la Metropolitana de Caracas y la del Alto Apure (en la frontera con Colombia), por parte del presidente Nicolás Maduro.

“El gobierno brasileño repudia el continuo asedio del régimen de Nicolás Maduro a la oposición venezolana… y la imposición de exigencias que comprometen la participación de importantes partidos de la oposición en el proceso electoral”, afirmó el Ministerio de Exteriores de ese país en un comunicado.

El embajador de Brasil, Ruy Pereira, regresó en mayo a Venezuela tras un año de congelamiento de las relaciones entre los dos países. El presidente brasileño Michel Temer describió ese retorno como “un gesto de buena voluntad” luego de las críticas de Venezuela a la destitución de Dilma Rousseff, lo cual puso fin a más de 13 años de gobiernos de izquierda en Brasil y llevó a Temer al poder.

Rodríguez, la presidenta de la Asamblea _un órgano dominado por el oficialismo_, ha calificado el mandato de Temer de “gobierno de facto”.

En un comunicado, el gobierno brasileño dijo el sábado no haber sido notificado oficialmente de la decisión, pero rechazó la declaración de la excanciller venezolana.

“En el caso confirmado, esta decisión demuestra una vez más el carácter autoritario de la administración de Nicolás Maduro y su falta de apertura para cualquier tipo de diálogo”, afirmó el gobierno de Temer, y advirtió que Brasil aplicará las medidas de reciprocidad correspondientes.

Por otro lado, la funcionaria venezolana acusó al encargado de negocios canadiense, Craig Kowalik, de “pretender dar órdenes a Venezuela” a través de Twitter y de mantener “una permanente e insistente, grosera y vulgar intromisión en los asuntos internos” del país.

La embajada de Canadá también criticó las políticas del gobierno venezolano.

En su cuenta de Twitter publicó el viernes que el decreto de la Asamblea Constituyente que obliga a cientos de partidos políticos a registrarse “es otra amenaza a derechos de los venezolanos de elegir libremente a sus líderes”.

Ottawa tiene un largo historial de sanciones a Venezuela _incluidos funcionarios clave del chavismo_ por lo que considera es una conducta antidemocrática.

Por su parte, la embajada estadounidense en Caracas fue otra que criticó el decreto, emitido el miércoles y que afecta directamente a los grandes partidos opositores porque, aseguran sus dirigentes, los deja en un limbo legal.

“El gobierno venezolano y su ilegítima Asamblea Nacional Constituyente están inventando reglas a medida que avanzan. Esto no es democracia. Los diversos puntos de vista políticos hacen democracias fuertes”, planteó.

La disolución de las alcaldías de Caracas y el Alto Apure se dio diez días después de las elecciones municipales en las que el oficialismo ganó 305 de las 335 alcaldías.