AP NEWS
Related topics

La UE busca mantener su sociedad con naciones del este

May 22, 2015

RIGA, Letonia (AP) — La Unión Europea exhortó el jueves a seis naciones que fueron repúblicas soviéticas a acercarse más al bloque de 28 países como forma de resistir las “tácticas de acoso” de Rusia y alcanzar un mejor futuro para sus ciudadanos.

Al hablar en la apertura de una cumbre de dos días en Riga, el presidente de la UE, Donald Tusk, advirtió que las antiguas repúblicas soviéticas tienen poco qué ganar en caso de sumarse a la órbita de Moscú en lugar de reforzar sus vínculos con Occidente.

“La Asociación Oriental no es un concurso de belleza entre Rusia y la UE”, dijo Tusk. “Pero permítanme ser franco, la belleza importa. Si Rusia fuera menos dura, más atractiva, más encantadora, quizá no tendría que compensar sus carencias con sus prácticas agresivas y destructivas de acoso contra sus vecinos”.

La canciller alemana Angela Merkel respaldó las críticas de Tusk contra Moscú, al decir que “la UE tiene una diferencia muy clara con relación a Rusia. Aceptamos que las distintas naciones de la Asociación Oriental pueden seguir su propio camino y aceptamos esos caminos distintos”.

El programa de asociación de la UE con Ucrania, Georgia, Moldavia, Azerbaiyán, Armenia y Bielorrusia sufrió un severo retroceso hace año y medio cuando el entonces presidente de Ucrania, Viktor Yanukovych, se retractó de firmar un acuerdo de asociación y optó por reforzar sus vínculos con Moscú y el presidente ruso Vladimir Putin.

Tras el derrocamiento de Yanukovych, el nuevo gobierno de Ucrania volvió a acercarse a la UE pero a un alto precio: Moscú se anexó Crimea, grandes porciones del territorio del este fronterizo con Rusia están en medio de un conflicto y el país sufre una tremenda crisis económica.

Mientras tanto, Armenia y Bielorrusia han limitado sus relaciones con la UE al unirse a la Unión Económica Euroasiática, organizada por Rusia, mientras que Azerbaiyán no muestra gran entusiasmo por la asociación con la UE al grado de enviar a Riga a su canciller, en lugar de a su presidente.

Ucrania, Georgia y Moldavia aún buscan mayor integración, pero muchos países de la Unión Europea se muestran renuentes a abrirles la puerta para que ingresen a ese club de Occidente.

La UE prometió recursos por 223 millones de dólares (200 millones de euros) durante los próximos 10 años para promover pequeñas y medianas empresas en esos tres países.

Pero Merkel dijo el jueves que la UE no debe generar falsas expectativas en las conversaciones con los socios del este.

“La Asociación Oriental no es un instrumento para aumentar el tamaño” de la UE, “sino un instrumento para acercarse más” al bloque, dijo.

Los países del este enfrentan muchos desafíos para profundizar su relación con la UE, como mejorar el sistema de justicia y sus estructuras económicas, además de combatir la corrupción.

El presidente ucraniano Petro Poroshenko aseguró que su país está listo para enfrentar la corrupción y “mejorar el clima de inversión”.

Se prevé que las conversaciones en Riga finalicen el viernes con una declaración que reafirme la Asociación Oriental pero que también haga referencias al conflicto en Ucrania.

___

El periodista de The Associated Press David Rising contribuyó a este despacho desde Berlín.

AP RADIO
Update hourly