BEIRUT (AP) — El ejército sirio declaró el sábado su victoria en Ghouta Oriental luego de que los combatientes de la oposición evacuaron gran parte de la región cercana a Damasco, con excepción de la localidad de Duma donde siguen las negociaciones para que los rebeldes abandonen esa región o de lo contrario enfrenten una ofensiva por parte del gobierno.

El gobierno ha dado a los rebeldes en Duma, la localidad más grande y un bastión del poderoso grupo rebelde Ejército de Islam, un ultimátum para evacuar el sábado por la noche. Algunos sitios web progubernamentales informaron que el ejército está concentrando efectivos alrededor de Duma y que el ultimátum podría extenderse hasta el domingo.

El ejército emitió un comunicado poco después de que otro grupo de combatientes de la oposición y sus familiares evacuaron las zonas del este y oeste de Ghouta Oriental el sábado por la tarde, lo que llevó a las fuerzas armadas del presidente Bashar Al-Assad un paso más cerca de eliminar las amenazas de los grupos insurgentes cercanos.

La televisora estatal siria indicó que 38 autobuses salieron de los poblados de Zamalka, Ein Tarma, Arbeen y Jobar con más de 1.700 rebeldes y civiles a bordo hacia la provincia rebelde de Idlib. El canal dijo que las fuerzas entraron a las localidades e izaron la bandera nacional en la plaza central de Arbeen.

“La importancia de esta victoria yace en restablecer la seguridad y estabilidad a la ciudad de Damasco y sus alrededores luego del sufrimiento que los crímenes de los terroristas ocasionaron en sus residentes durante varios años”, indicaron las fuerzas armadas en un comunicado leído por el general Ali Mayhoub en una transmisión de la televisora.

Recuperar la mayor parte de Ghouta Oriental por parte de las fuerzas gubernamentales reabre una importante red de caminos y carreteras que conectan a Damasco con otras partes del país, los cuales habían estado cerrados desde 2012 cuando los rebeldes tomaron el control de los suburbios en la zona este de la capital.

___

El periodista de The Associated Press Albert Aji en Damasco, Siria contribuyó para este despacho.