SYDNEY (AP) — Garbiñe Muguruza aceptó una invitación para participar en el torneo de Sydney, la próxima semana, luego de que se vio obligada a retirarse de su primer encuentro de la temporada en Brisbane, debido a calambres en las piernas.

Los organizadores del certamen en Sydney informaron que, con la incorporación de Muguruza, habrá siete ganadoras de torneos majors que participarán en el torneo, llevado a cabo una semana antes del Abierto de Australia.

Muguruza, segunda del ranking y campeona de Wimbledon, abandonó la cancha durante su encuentro inicial en Brisbane por los calambres. Tenía la ventaja en el tercer set.

Se unirá en Sydney a Venus Williams, la campeona del US Open Sloane Stephens, la monarca del Abierto de Francia Jelena Ostapenko, así como a Petra Kvitova, Angelique Kerber y Sam Stosur, quienes tienen en su palmarés títulos del Grand Slam.

“La invitación es una oportunidad muy valiosa para que yo regrese a la pista, y ojalá pueda jugar algunos partidos más antes del primer Grand Slam del año en Melbourne”, manifestó Muguruza, quien ocupó fugazmente el primer puesto del escalafón mundial en septiembre, y se llevó el premio a la Tenista del Año 2017 en la WTA.