ESTAMBUL (AP) — El presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan lanzó el domingo una severa advertencia contra un grupo kurdo sirio, amenazando con barrer a la frontera de “terroristas”.

Esas “guaridas de terroristas” no serán toleradas en la frontera, dijo Erdogan en referencia al grupo Unidades de Protección del Pueblo, conocido como YPG, en el norte de Siria.

Turquía considera al YPG parte de insurrección generalizada de los kurdos en el país y en agosto del 2016 lanzó ofensiva para reprimirlo y para combatir al grupo Estado Islámico.

Erdogan mencionó una cantidad de regiones que serán escenario de operativos militares: “Sacaremos a los terroristas de Afrin. Sacaremos a los terroristas de Manbij. Sacaremos a los terroristas de Tel Abyad, de Ras al-Ayn, de Qamishli”.