BERLÍN (AP) — Un ciudadano sirio de 37 años ha sido acusado en Alemania de apoyar al grupo Estado Islámico, de obtener instrucciones para la fabricación de bombas y otros delitos, informaron el martes las autoridades.

El hombre, cuyo nombre no fue revelado, está acusado de colocar videos en las redes sociales entre julio y diciembre del 2016 en que llamaba a apoyar al Estado Islámico e intentaba atraer reclutas a la agrupación.

El individuo también quedó bajo sospecha cuando colocó un mensaje en que alababa el asesinato del autor jordano Nahed Hattar, un prominente crítico del Estado Islámico.

La policía, según el expediente, halló manuales sobre cómo construir silenciadores para fusiles, bombas y detonantes en la vivienda y en la oficina del individuo en la Universidad Técnica Darmstadt. El hombre lleva detenido desde febrero del 2017.

El fiscal Alexander Badle sostuvo que, desde la cárcel, el individuo trató de convencer a otro preso, que él pensaba era musulmán, para que perpetrara un ataque con bomba que según dijo sería financiado desde Catar. Cuando se enteró que el preso era cristiano, amenazó con matarlo si lo delataba a la policía, según el expediente.

Badle dijo que el cargo más grave, el de apoyar o reclutar a miembros de una organización terrorista, conlleva una pena máxima de cinco años.