FRANCFORT (AP) — Las ganancias de Volkswagen aumentaron a más del doble en el segundo trimestre del año, ya que la compañía alemana se benefició de una economía europea en crecimiento y superó los costos de su escándalo de manipulación de emisiones en Estados Unidos.

Las ganancias tras impuestos subieron a 3.200 millones de euros (3.700 millones de dólares), de 1.200 millones de euros en el mismo trimestre del año previo.

Los resultados del año pasado fueron abrumados por costos de 2.200 millones de euros causados por el escándalo. No se reportaron cargas así en el segundo trimestre de este año.

Pese al aumento, las ganancias no alcanzaron los 3.300 millones pronosticados por analistas del mercado.

Las ventas para el grupo y todas sus marcas, que abarcan Volkswagen, Audi, SEAT, Skoda, Bentley y Lamborghini, aumentaron 4,7%, a 59.700 millones de euros.

El director financiero Frank Witter dijo el jueves que los resultados fueron impulsados por un incremento de las ventas en la primera mitad del año, “especialmente en Europa y también en Norte y Sudamérica, lo que es muy alentador”.

Witter dijo que las fuertes ganancias permitirán a la compañía invertir en nuevas tecnologías y modelos de negocio para lidiar con los rápidos cambios en la industria. Los fabricantes de autos están invirtiendo considerablemente en el desarrollo de vehículos eléctricos y autónomos, además de enfoques basados en apps que involucran pedir un transporte usando el celular, pero no necesariamente poseer un coche.

"Estos no parecen los resultados de una compañía bajo presiones”, dijo el analista Max Warburton en la firma Sanford C. Bernstein, quien dijo que las cifras son “sólidas”.

Para los primeros seis meses del año, los ingresos operativos en la marca Volkswagen subieron a 1.900 millones de euros de 900 millones en la primera mitad del año pasado. La unidad se benefició de controles de costos y una mezcla de fuertes modelos con vehículos más rentables, incluyendo el Jetta y el Tiguan.

La marca Skoda también estuvo bien, aumentado sus ganancias operativas por 255 gracias a la nueva versión de su SUV Kodiaq. Eso ayudó a contrarrestar los resultados sin cambios de la marca Audi.