AP NEWS
Related topics

El Salvador: Iglesia exige esclarecer asesinato de sacerdote

April 1, 2018

SAN SALVADOR (AP) — El arzobispo capitalino, José Luis Escobar Alas, exigió el domingo a las autoridades de El Salvador esclarecer el asesinato del sacerdote Walter Osmir Vásquez Jiménez y llevar a los responsables ante la justicia.

“Exigimos a las autoridades pertinentes que se esclarezcan los hechos cuanto antes y se haga justicia”, dijo el prelado católico en conferencia de prensa luego de presidir la misa del Domingo de Resurrección dedicada al sacerdote asesinado.

Visiblemente consternado, monseñor Escobar Alas calificó el hecho como “un doble sacrilegio” porque es inconcebible que en jueves santo, un día eminentemente eucarístico y sacerdotal, y después de haber participado en una misa en la que renovó sus promesas sacerdotales, “uno de nuestros sacerdotes, el padre Walter Osmir Vásquez, sea violentamente asesinado”.

El clérigo fue acribillado a tiros el jueves por delincuentes aún no identificados en una zona rural del municipio de Lolotique, en el departamento de San Miguel, a 121 kilómetros al este de la capital salvadoreña.

El día del asesinato, el sacerdote había sido invitado a oficiar una misa en un lugar conocido como La Casona del municipio de Lolotique. En el trayecto, un grupo de hombres armados interceptó el vehículo en el que Osmir Vásquez viajaba en compañía de otras dos personas. Los agresores los despojaron de sus pertenencias y separaron del grupo al cura, quien recibió un disparo e intentó escapar, pero le dieron alcance y le asestaron otro tiro.

El crimen se cometió en una zona de presencia de las pandillas, pero el director de la Policía Nacional Civil, el comisionado Howard Cotto, informó que se manejan varias hipótesis de investigación, entre ellas si se trató de un asalto o si fue una acción directa contra el sacerdote.

Cotto dijo el domingo a los periodistas que hay avances significativos en la investigación. “Creemos que en un tiempo relativamente corto vamos a poder esclarecer este hecho”.

Escobar Alas manifestó que mantienen una comunicación constante con las autoridades a cargo de la investigación, pero que aún no se tiene claro quien o quienes son los responsables.

Dijo que se comunicó con el obispo William Iraheta, responsable de la Diócesis de Santiago de María, encargado del caso, quien le confirmó que “no se tiene ningún indicio y que es muy irresponsable en este momento atribuirlo a un grupo u otro, a una persona u otra, porque no hay ningún dato confirmado”.

Ante la insistencia de los periodistas, el arzobispo agregó: “Nosotros queremos ser muy responsables, no hay ningún indicio firme para decir los responsables son estos o aquellos, no sabemos, corresponde a las autoridades y no han dado ningún resultado de las investigaciones”.

Sin embargo, el prelado insistió en esclarecer el crimen ya que “sería muy triste” que este caso quede en la impunidad, como el del arzobispo Oscar Arnulfo Romero, asesinado de un disparo al corazón el 24 de marzo de 1980, cuando oficiaba misa en una pequeña capilla de un hospital para enfermos de cáncer terminal.

Un informe de la Comisión de la Verdad de Naciones Unidas, creada poco después de los acuerdos de paz que pusieron fin a la guerra civil en El Salvador (1979-1992), determinó que el autor intelectual del crimen fue el ya fallecido Roberto d’Aubuisson, fundador del partido derechista Alianza Republicana Nacionalista que gobernó el país durante 20 años (1989-2004). Sin embargo, nunca se procesó a d’Aubuisson o a cualquier otro responsable y actualmente hay defensores de los derechos humanos y organizaciones de la sociedad civil que piden a los tribunales de justicia salvadoreños que se investigue el asesinato y se procese a los autores.

AP RADIO
Update hourly