FILADELFIA (AP) — La Policía de Filadelfia anunció el viernes una nueva política sobre cómo confrontar gente acusada de ingreso ilegal a propiedad privada, dos meses después de que fuera criticada por arrestar a dos hombres negros que esperaban a un colega dentro de un Starbucks.

Los agentes ahora han sido capacitados para primero atenuar y mediar discrepancias y riñas entre dueños de propiedades y las partes acusadas. Antes de que un agente arreste a alguien, esa persona debe entender que él o ella no es bienvenida en la propiedad. El policía también debe asegurarse de que la persona en cuestión se vaya del lugar.

"Si bien los dueños de negocios pueden excluir a personas de sus locales, no pueden hacer mal uso de la autoridad policial durante este proceso", dijo la policía. "Tal mal uso podría conllevar a un arresto técnicamente legal, pero puede crear la apariencia de que los agentes y el departamento actúan inapropiadamente".

Rashon Nelson y Donte Robinson fueron arrestados el 12 de abril minutos después de llegar al Starbucks. Un video sobre su arresto que se viralizó causó una gran indignación en todo el país y conllevó a que la cadena de cafés más grande del mundo cambiara sus políticas, que incluyó una capacitación sobre parcialidad inconsciente y una nueva directriz que permite que cualquier persona se siente en sus localidades y use sus baños - incluso cuando no compren nada.