CLEVELAND (AP) — Con la misma ferocidad de una volcada de LeBron James, los Cavaliers demolieron su plantel.

Cleveland reconfiguró completamente su equipo _ y quizás sus posibilidades de ganar el campeonato de la NBA esta temporada_ con una impactante secuencia de canjes el jueves antes que cerrara el mercado de pases, informó a The Associated Press una persona con conocimiento directo de los acuerdos. Los Cavs cambiaron a seis jugadores, destacándose Isaiah Thomas, Dwyane Wade y Derrick Rose, y dos selecciones del draft en busca de levantar cabeza a corto plazo, pero con la vista puesta en retener a James más allá de esta campaña.

Sin parpadeo alguno, los Cavs se desprendieron de la mitad de su roster, añadieron juventud y podrían estar otra vez en la pelea por una cuarta final seguida contra Golden State.

Después de un día que lo dejó “entumecido”, el gerente general de los Cavs, Koby Altman, dijo que su objetivo principal al momento de realizar los movimientos era alterar la química de un equipo que ya no juega con alegría.

“Estábamos realmente preocupados por lo que sucedía en la cancha y con nuestra cultura en las instalaciones que parecía llevarnos hacia una muerte lenta, y no queríamos ser parte de nada de eso”, dijo en una conferencia telefónica. “Así que con la ventana que tenemos con LeBron y con este equipo, pensamos que era momento de hacer algo para re energizar al equipo, pero también para tener sustentabilidad para el futuro”.

Los campeones vigentes tomaron apunte.

“Parece que han hecho algunas buenos cambios. No sé, ya se verá. Mucha acción. Es un equipo totalmente distinto con respecto al equipo que hemos enfrentados en los últimos tres años”, señaló el alero Draymond Green. “Siguen contando con LeBron James. Creo que todo lo demás es irrelevante”.

Los Cavaliers enviaron al base Thomas, de decepcionantes prestaciones, a los Lakers de Los Ángeles, dijo la persona que habló bajo la condición de no ser identificada porque todos los acuerdos tienen que ser aprobados por la NBA.

Thomas solo pudo disputar 15 partidos al reaparecer tras una lesión en la cadera, sin poder acoplarse. Los Cavs decidieron desprenderse del armador, junto al alero Channing Frye y una de sus dos selecciones de primera ronda a los Lakers por el base Jordan Clarkson y el alero Larry Nance Jr.

En lo que la liga asimilaba la noticia del canje de Thomas, los Cavs concretaron una transacción entre tres equipos con Sacramento y Utah. Cleveland enviaron al base Rose y al alero Jae Crowder al Jazz por el alero Rodney Hood. Recibirán al escolta George Hill de los Kings a cambio del escolta Iman Shumpert.

Y como si fuera poco, los Cavs procedieron a enviar a Wade, el veterano escolta de 36 años, a Miami por una selección de segunda ronda del draft. Wade jugó 13 temporadas en Miami, donde conquistó tres títulos de la NBA, dos con James.

James acudió a Instagram para elogiar el traspaso de uno de sus mejores amigos. “Realmente feliz por mi hermano (arroba)dwyanewade!! Así es como debe ser. Te quiero mi amigo!! (etiqueta)WadeCountyBack."

Wade firmó un contrato por un año con los Cavs para reunirse con James esta temporada, pero ha dicho que quiere retirarse en Miami.

El profunda renovación del plantel tiene como fin revitalizar a los Cavs para pelear por el título en 2018 con James, quien puede salirse de su contrato en el verano y probar la agencia libre. El astro de 33 años ha dicho que quiere retirarse en Cleveland y Altman, al mando desde julio pasado, le ha dado un grupo de escuderos para intentar repetir en la serie final de la liga.

Los Cavs también compraron una póliza de segura en caso de perder a James al retener la selección de primera que obtuvieron el pasado verano en el canje que envió al estelar base Kyrie Irving a Boston por Thomas, Crowder y el centro Ante Zizic.

Thomas parecía intuir que tenía los días contados en Cleveland.

Luego que James embocó un enceste al sonar la chichara para vencer a Minnesota en tiempo extra el miércoles, Thomas compareció frente a su casillero y contempló la posibilidad de un nuevo canje.

“Estoy harto de ser cambiado”, dijo. “Eso no es bueno. Pero solo quiere estar donde me quieren. Me gusta aquí. Las cosas no han salido como lo previsto, pero sin duda que quiero estar aquí”.

Pero los Cavs tenían otros planes y necesitaban hacer algo radical en medio de una prolongada mala racha y con el estelar alero Kevin Love fuera de acción por una fractura de la mano izquierda.

Cleveland tiene foja de 7-13 desde el 25 de diciembre y el declive del equipo coincidió con el regreso de Thomas. Jugó mejor el miércoles al conseguir 13 puntos con siete asistencias en 31 minutos. Pero es alguien con limitaciones defensivas en un equipo que es mediocre defendiendo, y los Cavs consideraron que lo mejor era cambiarlo.

Sin poder carburar cuando jugaba, Thomas no ayudó a su causa con algunas peculiares declaraciones.

Después de la humillante derrota el martes ante Orlando, un equipo con solo 17 victorias, (los Cavs dejaron escapar una ventaja de 21 puntos y anotaron nueve puntos en el último cuarto), Thomas cuestionó si el equipo era capaz de hacer suficientes ajustes durante los partidos.

“Eso no es ciento”, respondió el técnico Tyronn Lue.

Lue decidió modificar sus rotaciones ante los Timberwolves, dándole más minutos al novato Cedi Osman, quien inyectó energía al equipo. Cerca del final, Thomas fue reemplazado por Lue y el base se puso de pie cerca de la banca de Cleveland y meneó la cabeza en gesto de decepción.

Horas después, era cambiado con otros cinco jugadores que no estaban rindiendo lo necesario para mantener a los Cavs en la élite de la liga.

Hood y Nance deberían ayudar a Cleveland en defensa, mientras que Hill es un buen tirador que podría brillar junto a James.