NACIONES UNIDAS (AP) — El gobierno de México pidió el jueves a las Naciones Unidas que “esté atenta” a posibles violaciones de los derechos humanos de los migrantes mexicanos en Estados Unidos.

Poco después de pronunciar un discurso ante la Asamblea General del organismo mundial, el secretario de relaciones exteriores de México Luis Videgaray declaró en una conferencia de prensa que desde hace varios meses que le viene transmitiendo al secretario general del organismo mundial Antonio Guterres su preocupación respecto a los migrantes.

“No solamente por su status legal, sino por posibles violaciones a los derechos humanos, violaciones a la dignidad de las personas”, manifestó el diplomático.

Videgaray dijo que su país está consciente de que el tema del status migratorio irregular es algo que compete a la soberanía nacional de Estados Unidos, pero añadió que “desafortunadamente hay casos de discriminación, son tratados de una manera inaceptable más allá del tema migratorio, desde un punto de vista de derechos fundamentales. Naciones Unidas debe estar atenta”.

“Nuestra posición es la misma con respecto a otros organismos internacionales, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el Sistema Interamericano (de Derechos Humanos), a los que les hemos pedido que estén muy atentos a estas posibles violaciones”.

México, por su parte, ofrecerá a sus ciudadanos “orientación, asesoría y representación legal en caso de litigio”, señaló el canciller. “EI gobierno de México tiene la obligación moral y legal de protegerlos. A través de sus consulados, seguiremos apoyándolos, defendiendo sus derechos y abogando por sus causas”.

Videgaray, por otro lado, expresó perplejidad de que Estados Unidos quiera expulsar a los jóvenes sin permiso de residencia que fueron llevados al país de niños y se acogieron al programa DACA, que deja en suspenso sus deportaciones y les permite trabajar.

“Son 800.000 jóvenes, la mayoría de ellos mexicanos, y sería una enorme pérdida para Estados Unidos el que muchachos talentosos con educación superior --muchos de ellos son ingenieros, técnicos en computadores, contadores-- dejen este país en el que han crecido, han hecho sus vidas y al que todos aportan. Serían una gran ganancia para México”, sostuvo.

“Sin embargo, lo que importa es lo que quieren ellos”, agregó. “Tuve oportunidad de hablar con muchos de ellos y todos quieren una sola cosa: quedarse aquí, en Estados Unidos”.

El presidente estadounidense Donald Trump dijo que dejará sin efecto el DACA si el Congreso no resuelve el problema de estos jóvenes en seis meses.

Videgaray exhortó a Estados Unidos a que abandone la tendencia aislacionista que exhibe y suspenda la construcción de un muro en la frontera con México, como quiere Trump.

Afirmó que varios factores se combinan para acentuar los temores de mucha gente al mundo exterior, incluidos la crisis económica del 2008, la automatización y el desempleo. “Hoy, a la comunidad de estados soberanos pareciera que se Ie presenta un falso dilema: perseverar en la cooperación y la construcción de puentes de entendimiento o, por el contrario, cerrar fronteras y construir muros basados en el temor”.

Agregó que el mundo no debe darle la espalda al multilateralismo.

“EI compromiso de los estados con el multilateralismo reduce las tendencias anárquicas en el sistema internacional”, manifestó. “Un mundo basado en normas y procedimientos soberanamente aceptados está en el interés de todos porque el multilateralismo fija parámetros internacionales aceptables a los que los estados soberanos aceptamos sujetar nuestra conducta”.