AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

Super Bowl 50: choque entre 1ra y 2da selección del draft

January 30, 2016
ARCHIVO - En estas fotos del 28 de abril de 2011, Cam Newton, quarterback de Auburn, luce la gorra y el jersey de los Panthers de Carolina, que lo reclutaron como la primera selección del draft. A la derecha, Von Miller hace lo propio con las prendas de los Broncos de Denver, que lo reclutaron en el segundo puesto. Ambos chocarán en el Super Bowl 50 (AP Foto/Jason DeCrow, File)
ARCHIVO - En estas fotos del 28 de abril de 2011, Cam Newton, quarterback de Auburn, luce la gorra y el jersey de los Panthers de Carolina, que lo reclutaron como la primera selección del draft. A la derecha, Von Miller hace lo propio con las prendas de los Broncos de Denver, que lo reclutaron en el segundo puesto. Ambos chocarán en el Super Bowl 50 (AP Foto/Jason DeCrow, File)

DENVER (AP) — En 2011, los Panthers de Carolina y los Broncos de Denver buscaban la piedra angular para reconstruirse tras sendas campañas para el olvido. La decisión no sería fácil, en un draft donde abundaba el talento.

Los Panthers se decantaron por Cam Newton como la primera selección general. Los Broncos eligieron a Von Miller como la segunda.

Cinco años después, ambos jugadores se medirán en busca del título. Será la primera vez que choquen en un Super Bowl la primera y la segunda selecciones colegiales de un draft realizado en el mismo año.

“Soy admirador suyo”, dijo Newton.

“Yo soy su mayor fan”, afirmó Miller.

Newton estudia videos del mejor linebacker exterior de la liga. Dice que está “tratando de encontrar algún modo posible para evitar que cause daño” en el partido.

Miller afirma que hace lo mismo. Busca la forma de anular al mejor quarterback de la liga.

El resultado de la edición de oro del Super Bowl dependerá de cuál de los dos tenga mejor desempeño. Independientemente de quién gane, hay en ambos jugadores una historia de triunfo y redención.

Newton sugirió el miércoles por primera vez que la raza pudo haber incidido en algunas críticas severas que se le han hecho. Miller, quien es también de raza negra, dice que no halla motivos por los que alguien podría criticar a Newton.

“Quiero decir, ¿por qué? ¿Porque baila después de que hace grandes jugadas?”, preguntó Miller. “Yo hago lo mismo”.

De hecho, ambos juegan con un espíritu casi infantil. No se guardan los pasos de baile a la hora de celebrar sus éxitos.

Cada uno lleva un niño por dentro, que toma las riendas a la hora de las bromas en los vestuarios pero se oculta cuando Newton y Miller asumen con seriedad su papel de líder del equipo.

“No creo que haya habido jamás otro quarterback que juegue como él, especialmente por la forma en que muestra su personalidad en el terreno”, dijo Miller. “Soy simplemente un gran fan de todo lo que le pasa a él. Es un gran modelo a seguir”.

Los dos tienen una complexión semejante. Miller mide 1,91 metros (seis pies y tres pulgadas), mientras que Newton alcanza el 1,96 (seis pies y cinco pulgadas). Cada uno pesa 111 kilogramos (245 libras).

Newton firmó un contrato por cinco años y 103,8 millones de dólares antes de esta campaña. Miller se prepara para suscribir un convenio colosal previo a la próxima.

“Si él jugara a la defensiva, probablemente le habrían pagado 220 millones de dólares”, comentó Miller acerca de Newton. “Porque probablemente él podría presionar al quarterback, retroceder, jugar como safety y todo eso también”.

Su pasión por este deporte ha ayudado a que Miller y Newton sorteen obstáculos y malos momentos en su camino hacia la fama.

Miller fue suspendido por consumo de drogas en el comienzo de la temporada de 2013. Al final de esa campaña, un plan mal concebido para que subiera 11 kilos (25 libras) habría derivado en que se rompiera el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha.

Se volvió a consolidar como uno de los jugadores que más presionan al quarterback. Logró 25 capturas en las últimas dos temporadas.

Newton se sobrepuso a un aparatoso accidente automovilístico en 2014, en el que sufrió dos fracturas en las vértebras lumbares y vio peligrar su estatus como un quarterback que representaba una doble amenaza: con sus pases y con sus acarreos.

Ambos se han enfrentado sólo una vez. Fue en 2012, cuando Miller realizó tres derribos, cinco de los cuales derivaron en que el rival perdiera yarda. Consiguió además una captura y Denver se impuso por 36-14.

Newton completó 21 de 36 pases para dos anotaciones. Sin embargo, vio interceptados dos de sus envíos y se le capturó siete veces.

A diferencia de Miller, Newton no se ha metido en problemas desde que se incorporó a la NFL.

Impuso un récord de yardas por pase en una campaña, y ganó el reconocimiento de The Associated Press al Novato Ofensivo del Año.

Miller ganó el mismo premio, pero al Novato Defensivo.

Ningún jugador supera a Newton en yardas combinadas desde la línea de scrimmage (21.470) y touchdowns (171) en sus cinco primeras temporadas dentro de la liga.

Hace años, Miller vio cómo Newton fue el primero en abrazar al comisionado en la noche del draft.

Ahora, quiere ser él quien estreche la mano de Goodell cuando entregue a los Broncos el trofeo Lombardi.

___

El periodista de la AP, Steve Reed contribuyó con este despacho.

___

Arnie Melendrez Stapleton está en Twitter como Twitter: http://twitter.com/arniestapleton

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.