AP NEWS
Related topics

Arabia Saudí lanza campaña militar en Yemen

March 26, 2015

WASHINGTON (AP) — Arabia Saudí comenzó el miércoles a bombardear posiciones de los rebeldes hutíes en Yemen, con la promesa de que el reino suní hará “lo que sea necesario” para proteger a su vecino de los rebeldes chiíes respaldados por Irán.

El embajador saudí en Estados Unidos anunció la rara operación militar de su país en una conferencia de prensa en Washington, una media hora después de que comenzaran los bombardeos, a las 7 p.m. hora del este de Estados Unidos.

Se escucharon fuertes explosiones en la capital de Yemen, Saná, y fuego y humo se vieron en el cielo de la noche, de acuerdo con el corresponsal de The Associated Press, cuyo hogar está cerca de la base de la fuerza aérea de la capital.

Los hutíes dijeron en un comunicado a la prensa que los aviones saudíes estaban atacando la base militar, conocida como al-Duleimi, en Saná. Señalaron que han disparado misiles antiaéreos en respuesta.

El embajador Adel al-Jubeir dijo que su gobierno ha consultado con Estados Unidos y otros aliados, pero que el ejército estadounidense no estaba directamente involucrado en las operaciones.

La Casa Blanca informó el miércoles que el presidente Barack Obama ha autorizado apoyo logístico y de inteligencia para las operaciones militares saudíes.

“Aun cuando las fuerzas militares estadounidenses no están tomando acción militar directa en Yemen para apoyar este plan, estamos estableciendo una célula de planificación conjunta con Arabia Saudí para coordinar el apoyo militar y de inteligencia estadounidense”, señaló la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Bernadette Meehan, a través de un comunicado.

Al-Jubeir, hablando desde un podio en la embajada saudí, señaló que otros nueve países se han unido a la coalición militar pero declinó identificarlos.

Cinco miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) — Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Catar y Bahrein — emitieron un comunicado en el que manifestaron que están respondiendo las exigencias de intervención militar en Yemen. Omán, el sexto miembro del consejo, no firmó el comunicado. En un comunicado por separado, Egipto anunció su apoyo político y militar.

“Ver a Yemen fracasar no es una opción para nosotros o nuestros socios en la coalición”, dijo al-Jubeir.

Los ataques saudíes son el más reciente de una serie de veloces acontecimientos en Yemen, un país pobre y aislado donde se asienta una filial de al-Qaida que ha sido blanco de repetidos ataques de aeronaves no tripuladas de Estados Unidos.

Expulsado hace semanas de la capital por los hutíes, el presidente yemení, Abed Rabbo Mansour Hadi, respaldado por Estados Unidos y Arabia Saudí, abandonó el país el miércoles a bordo de un barco desde el puerto sureño de Adén, informaron funcionarios de seguridad de Yemen. Su salida se dio luego de ataques aéreos rebeldes contra sus tropas, una señal de que los rebeldes tenían superioridad aérea y de que los exhortos de Hadi para crear una zona de exclusión aérea internacional habían sido omitidos. En tierra, los rebeldes iban avanzando hacia su posición.

Al-Jubeir dijo que los ataques aéreos saudíes estaban diseñados “para evitar que Yemen caiga en manos hutíes”, pero la realidad es que la capital y algunas de las ciudades más importantes del país ya están en manos rebeldes, y las tropas en tierra estarán obligadas a replegarlos. El embajador señaló que no quería discutir detalles militares.

Es inaceptable, señaló Al-Jubeir, que una “milicia”, como definió a los hutíes, tenga poder aéreo, junto con “misiles balísticos, artillería pesada, así como bases y puertos militares”.

El embajador recordó una serie de esfuerzos diplomáticos para disuadir a los hutíes de continuar con su ofensiva. Pero “siempre eligen el camino de la violencia”, aseveró.

Los saudís “harán todo lo necesario” para proteger al pueblo de Yemen y al “legítimo gobierno de Yemen”.

La salida de Hadi ilustra cómo uno de los más importantes esfuerzos antiterroristas de Estados Unidos se ha desintegrado. También generó el espectro de lo que pudiera ser una guerra indirecta entre Arabia Saudí e Irán. El anunció saudí solo reforzó esa noción.

___

Los periodistas de Associated Press Ahmed al-Haj en Saná, Yemen, Sarah el-Deeb en El Cairo y Lolita C. Baldor y Julie Pace en Washington contribuyeron a este despacho.

AP RADIO
Update hourly