AP NEWS
Related topics

EEUU advierte a Rusia que podría abandonar pacto sobre armas

December 4, 2018
1 of 2

El secretario de Estado de Estados Unidos Mike Pompeo habla en una conferencia de prensa tras un encuentro de cancilleres de la OTAN en Bruselas, el martes 4 de diciembre de 2018. (AP Foto/Francisco Seco)

BRUSELAS (AP) — Estados Unidos advirtió el martes a Rusia que tiene 60 días para empezar a cumplir con un histórico tratado de misiles nucleares o Washington abandonará el pacto, lo que generó preocupación sobre la seguridad de Europa en el futuro.

En el marco de las conversaciones de la OTAN en Bruselas, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, acusó a Rusia de cometer un “engaño en sus obligaciones de control de armas”, bajo el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio de 1987 (INF por sus siglas en inglés).

Pompeo dijo que en 60 días, Washington activaría un plazo de seis meses para salir del pacto.

“Nuestras naciones tienen una opción: o escondemos la cabeza en la arena o actuamos con sentido común en respuesta al flagrante desprecio de Rusia por los términos expresados en el Tratado INF”, dijo Pompeo a los periodistas.

Pompeo habló después de que los aliados de la OTAN apoyaran el argumento de Washington de que Rusia violó los términos del tratado de 1987.

The U.S. has shared intelligence evidence with its NATO allies that Russia’s new SSC-8 ground-fired cruise missile could give Moscow the ability to launch a nuclear strike in Europe with little or no notice.

The INF is a bilateral treaty between Washington and Moscow that bans all land-based cruise and ballistic missiles with a range between 500 and 5,500 kilometers (310-3,410 miles). Russia says the range of the new system does not exceed 500 kilometers.

Estados Unidos ha compartido con sus aliados de la OTAN pruebas de inteligencia de que el nuevo misil de crucero ruso SSC-8 disparado desde tierra podría dar a Moscú la capacidad de lanzar un ataque nuclear en Europa con poco o ningún aviso.

El INF es un tratado bilateral entre Washington y Moscú que prohíbe todos los misiles balísticos y de crucero terrestres con un alcance de entre 500 y 5.500 kilómetros (310-3.410 millas). Rusia sostiene que el alcance del nuevo sistema no supera los 500 kilómetros.

Pompeo añadió que Washington “acogería con agrado un cambio de actitud ruso”, pero que no ha visto señales de ello.

Los cancilleres de la alianza atlántica dijeron en un comunicado que “apoyan enérgicamente la conclusión de Estados Unidos de que Rusia se encuentra en incumplimiento material de sus obligaciones”.

Los cancilleres exhortaron a Rusia a “regresar urgentemente al cumplimiento pleno y verificable. Corresponde a Rusia preservar el tratado INF”.

Rusia ocupó el centro de la escena en la OTAN, donde el canciller ucraniano Pavlo Klimkin pidió apoyo internacional en su enfrentamiento en el Mar Negro.

La guardia costera rusa disparó contra tres buques de la marina ucraniana en el Mar Negro cerca de la península de Crimea, ocupada por Rusia, antes de capturar las embarcaciones y detener a sus tripulaciones.

No estaba claro qué haría la OTAN más allá de las patrullas navales y aéreas que realiza en la región.

El secretario general Jens Stoltenberg observó que Ucrania no es miembro de la organización, la cual ya le brinda “fuerte apoyo político y fuerte apoyo práctico”.

AP RADIO
Update hourly