BARCELONA (AP) — Las elecciones en Cataluña no han aclarado el futuro inmediato de la región, dejando al descubierto una amplia y profunda brecha entre los que están a favor y en contra de independizarse de España.

El gobierno español convocó las elecciones después de que los partidos separatistas declarasen de forma unilateral la independencia en octubre, tras un referendo considerado ilegal por las autoridades españolas.

El gobierno español destituyó al gobierno regional, detuvo a algunos de sus líderes y disolvió el parlamento catalán.

A continuación, un vistazo al resultado de los comicios del jueves:

___

¿QUIÉN GANÓ?

El partido unionista Ciudadanos fue el más votado, en su mayor triunfo electoral desde su fundación hace una década.

Ciudadanos, liderado por la abogada de 36 años Inés Arrimadas, ha sido el principal grupo de oposición al movimiento independentista en Cataluña.

Sin embargo, fue una victoria agridulce para el partido liberal porque sus 37 escaños en la asamblea regional de 135 plazas no bastan para formar un gobierno en solitario ni tampoco para liderar una coalición de partidos a favor de permanecer en España.

Los auténticos ganadores resultaron ser los grupos independentistas, que juntos tienen mayoría en la nueva legislatura.

___

¿QUIÉN PERDIÓ?

El conservador Partido Popular, al que pertenece el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, fue el menos votado y logró apenas tres parlamentarios, un gran golpe para el partido que gobierna el país.

Rajoy argumentó que la inestabilidad en Cataluña por la iniciativa independentista ha dañado la economía en la región más rica de España, que supone un quinto de la producción nacional. Al apelar a sus bolsillos, Rajoy confiaba en que los catalanes se volvieran contra los separatistas.

Ciudadanos, reforzado tras su buen resultado en Cataluña, podría convertirse en un desafío mayor para el PP a nivel nacional.

___

¿QUIÉN ASUMIRÁ EL GOBIERNO?

Los partidos independentistas lograron 70 escaños, lo que les da una mayoría parlamentaria, aunque lograron menos parlamentarios que en las elecciones de hace dos años.

La ajustada mayoría parlamentaria de los separatistas les permitirá negociar la formación de un gobierno. Las disputas pasadas entre ellos sugieren que no será fácil.

El partido independentista mejor posicionado fue Junts per Catalunya (Juntos por Cataluña) con 34 escaños. Su líder es el expresidente catalán Carles Puigdemont, que hizo campaña desde Bélgica, a donde viajó para evitar una pesquisa judicial en España sobre la iniciativa separatista del pasado octubre. A Puigdemont y otros líderes independentistas se les investiga por cargos preliminares de rebelión y sedición, que de confirmarse podrían conllevar penas de décadas de prisión.

Esquerra Republicana de Catalunya (Izquierda Republicana de Cataluña) logró 32 asientos. Su líder, el ex número dos del gobierno de Puigdemont, Oriol Junqueras, está en prisión preventiva a las afueras de Madrid mientras prosigue la investigación por sedición. El partido anticapitalista CUP ganó otros cuatro escaños.

Los grandes interrogantes son quién podría ser la persona elegida en un acuerdo entre los tres partidos para convertirse en el nuevo presidente regional, qué condiciones pondrán los tres socios para formar gobierno y qué pedirán a Madrid.

____

¿QUÉ HAY DE ESPAÑA?

Las elecciones mantuvieron abierto el tema candente de la independencia de Cataluña, que tiene escaso apoyo en el resto de España.

La probabilidad de que continúen la incertidumbre y la inestabilidad política fue mal recibida por los inversionistas. La Bolsa de Madrid abrió con pérdidas del 1,6%.

Los inversionistas “están reduciendo sabiamente un poco de riesgo” tras conocer los resultados, indicó en una nota el analista de ETX Capital Neil Wilson.

El Banco de España culpó la semana pasada a la incertidumbre en Cataluña de su decisión de rebajar sus previsiones de crecimiento nacional para el año que viene y 2019 a un 2,4% y un 2,1%, respectivamente.

___

LOS AUSENTES

Ocho de los legisladores separatistas que resultaron elegidos, incluidos Puigdemont y Junqueras, están en prisión o en Bruselas, fugitivos de la justicia española tras la declaración de independencia de octubre.

La ley indica que pueden aceptar oficialmente sus escaños como parlamentarios sin estar presentes. Sin embargo, las normas de la cámara no permiten que legisladores encarcelados o prófugos voten en ausencia. Eso implica que a menos que su situación cambie, esos ocho podrían tener que renunciar a sus escaños y cederlos a otros miembros del partido.

De lo contrario, los separatistas no alcanzarían la mayoría suficiente para elegir un nuevo gobierno y aprobar leyes en el parlamento catalán.

___

EL CALENDARIO

Se espera que Rajoy anuncie en las próximas semanas la fecha de la sesión inaugural del nuevo parlamento catalán, pero las normas indican que tendrá que ser antes del 23 de enero.

En esa sesión de apertura, la cámara elige a un presidente del parlamento, que encargará a un candidato que intente formar gobierno en un plazo de 10 días. La primera votación de investidura del nuevo presidente catalán debe celebrarse el 6 de febrero como tarde.

El candidato necesita mayoría absoluta para ser elegido en la primera votación. Si no la consigue, tendrá otra oportunidad en 48 horas en la que sólo necesita más votos a favor que en contra. En caso de que no lo logre, los partidos tendrán dos meses para formar un gobierno o se convocarán nuevas elecciones.

Entre tanto, el gobierno de Cataluña quedará en manos de las autoridades centrales en Madrid hasta que se elija un nuevo gobierno regional. Rajoy no ha descartado invocar el artículo constitucional que le permite intervenir la comunidad autónoma si el nuevo gobierno vuelve a romper la ley al intentar independizarse de forma unilateral.

____

Hatton informó desde Lisboa, Portugal. Ciaran Giles, en Madrid, contribuyó a este despacho.