SAN DIEGO (AP) — Un ex paracaidista condecorado del Ejército de Estados Unidos cuyo trabajo en favor de los veteranos deportados atrajo la atención a su causa, se naturalizó estadounidense el viernes.

Héctor Barajas, quien fue deportado a México en 2010, sonreía ampliamente tras juramentar como ciudadano, vestido con uniforme militar, durante una pequeña ceremonia privada en una oficina del gobierno en San Diego.

“Consigo vivir el Sueño Americano por segunda vez”, afirmó, mientras sostenía en la mano una pequeña bandera estadounidense durante una conferencia de prensa en la que se le veía alborozado.

Barajas ha dirigido un albergue para veteranos deportados en la ciudad fronteriza mexicana de Tijuana desde hace ocho años, lo que le ganó apoyo de miembros del Congreso y grupos activistas, incluida la Unión Americana de Libertades Civiles.

La situación de Barajas cambió el año pasado, cuando el gobernador de California Jerry Brown lo indultó de una declaración de culpabilidad de 2002 por dispararle a un vehículo ocupado. Brown fundamentó su decisión en el servicio militar de Barajas y su trabajo como activista.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración le informó en marzo que su naturalización fue autorizada.

Barajas llegó a Estados Unidos desde México con una tarjeta de residente obtenida por vínculos familiares cuando tenía 7 años. Después de terminar la secundaria sirvió en el Ejército de Estados Unidos de 1995 a 2001, cuando fue dado de baja honorablemente, según la demanda federal presentada en diciembre para buscar la naturalización.

Fue miembro de la 82da División Aérea y le fueron concedidas diversas distinciones militares.

Después de estar preso debido a su condena por un delito grave, fue deportado en 2004 a México, donde tuvo dificultades para encontrar trabajo además de que no hablaba español con fluidez, según la demanda. Regresó a Estados Unidos y fue deportado de nuevo en 2010 después de que la policía lo detuvo por una infracción de tránsito.

Algunos militares tienen derecho a buscar la naturalización. La Unión Americana de Libertades Civiles dijo que Barajas es el segundo veterano deportado al que Brown indulta para que se le permita regresar a Estados Unidos y que hay cientos, quizá miles, en igual espera.

El ex infante de Marina Marco Chávez fue indultado por crueldad con los animales y se le permitió en diciembre volver a Estados Unidos desde México.