DALLAS (AP) — El padre de una niña que desapareció y cuyo cuerpo fue encontrado en una alcantarilla bajo una carretera de Dallas cambió la historia oficial sobre lo ocurrido y dijo que la niña no desapareció hace dos semanas como lo había señalado anteriormente, sino que se ahogó mientras tomaba leche y murió en el garaje de su casa.

La policía de Richardson dijo el martes que el médico legista del condado Dallas utilizó registros dentales para identificar a la niña de 3 años como Sherin Mathews, cuyo cuerpo fue encontrado el domingo por cuadrillas de personal con perros adiestrados. La niña fue reportada como desaparecida por su padre, Wesley Mathews, el 7 de octubre.

La policía indicó que por el momento no se conoce la causa de la muerte.

Mathews adoptó a Sherin de la India en junio del 2016 junto con su esposa, Sini Mathews. El padre fue arrestado el lunes luego de que acudió voluntariamente a declarar sobre lo que había ocurrido. Una llamada al abogado de Mathews, Rafael De La Rosa, no ha sido respondida.

En un comienzo, el padre de la niña había dicho que le había ordenado pararse junto a un árbol frente a la casa a las 3 de la mañana como castigo por no beber la leche. En su declaración revisada el lunes, dijo que la niña se ahogó con la leche y que él sacó su cuerpo de la casa luego de que creyó que estaba muerta.

El sargento Kevin Perlich, portavoz de la policía de Richardson, dijo el martes que la investigación continúa, a pesar de la declaración revisada del padre.

“Esto no significa que nuestra investigación haya terminado. Es posible que haya arrestos adicionales o modificaciones a los cargos a medida que avance la investigación”, señaló Perlich.

El padre fue acusado inicialmente de poner en peligro a un menor cuando reportó que la niña estaba desaparecida. El lunes, la policía lo acusó de daño agravado de un menor, un delito punible hasta con prisión perpetua, y le fijaron una fianza de un millón de dólares.

Perlich indicó que la policía cree que Sini Mathews no estaba al tanto de las acciones de su esposo y que en el momento en el que el padre le dijo a la policía que la niña estaba muerta, ella se encontraba dormida.

La policía dijo que la madre había cooperado pero que no había respondido a las preguntas. Una llamada su abogado Kent Starr no fue contestada.