BANGKOK (AP) — Con rostros solemnes, incluso bañados en lágrimas, tailandeses vestidos de negro despidieron a su rey y figura paterna el jueves en las calles de Bangkok e instalaciones alrededor del país, en la culminación de un año de luto con centenarias ceremonias fúnebres.

Tres procesiones con miembros de la familia real, miles de soldados, un palanquín de oro, una carroza y una cureña con cañones transportaron una urna ceremonial que representaba los restos del rey Bhumibol Adulyadej desde el salón del trono del Dusit Maha Prasad a un crematorio recién construido.

La urna, colocada bajo un paraguas blanco de nueve capas y acompañada por un cortesano, fue elevada a la cámara principal del crematorio coronado de agujas doradas entre cánticos de monjes, el ulular de instrumentos tradicionales y el estruendo lejano de piezas de artillería. El nuevo rey Maha Vajiralongkorn ascendió los escalones cubiertos por una alfombra roja para encender velas e incienso en honor de su padre.

Decenas de miles de personas vestidas de negro siguieron de cerca las ceremonias, y millones más las vieron en vivo por televisión o en pantallas instaladas en lugares públicos.

Los funerales de Bhumibol, que durarán cinco días, comenzaron el miércoles cuando su hijo realizó ritos budistas en presencia de monjes y funcionarios.

Bhumibol será cremado en este día en el crematorio especial que representa el místico monte Meru, donde se cree que residen las deidades budistas e hindúes.

La urna ocupó el centro de las procesiones del jueves, incluida la que encabezó Vajiralongkorn, el único hijo del rey muerto. El contenedor de oro fue colocado sobre el Gran Carro de la Victoria. Construido en 1795 de madera tallada, cubierta de oro y laca, el carro ha transportado los restos de los miembros de la familia real desde la dinastía Chakri.

Al paso del carro, tirado por cientos de hombres en uniformes rojos tradicionales, la gente se postraba con las manos y la cabeza sobre el suelo en señal de veneración.

Bhumibol, quien murió el 13 de octubre de 2016 a los 88 años, ocupó el trono durante más de siete décadas.