MARRAKECH, Marruecos (AP) — Marruecos lanzó el miércoles su primer satélite de observación, un dispositivo que se dedicará a actividad militar, vigilancia de sus fronteras y costas y monitoreo de la desertificación en la región.

El satélite Mohammed VI-A se lanzó desde Kourou, en la Guyana Francesa, ante varios marroquíes destacados. Se controlará desde un centro de operaciones cerca de la capital, Rabat.

El artefacto se empleará para actividades de navegación, planificación espacial, monitoreo de actividad agrícola, prevención y gestión de desastres naturales y monitoreo de fenómenos medioambientales, según el proveedor de servicio de lanzamiento, Arianespace.

El satélite fue construido por Airbus Defense & Space y Thales Alenia Space. Está previsto un segundo lanzamiento para 2018. El coste del proyecto no se ha revelado.

Según medios, el lanzamiento ha planteado preocupaciones en el vecino rival, Argelia, y en España.