WASHINGTON (AP) — Se le hace cada vez más difícil al presidente Donald Trump desdeñar la investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones ahora que su ex jefe de campaña está bajo arresto domiciliario y un ex colaborador se ha declarado culpable de interacciones con los rusos. Pero no ceja en sus esfuerzos.

Un vistazo a las declaraciones de Trump y la vocera Sarah Huckabee Sanders el lunes, cuando se dieron a conocer los cargos contra Paul Manafort y la declaración de culpabilidad del asesor George Papadopoulos:

TRUMP en un tuit: “Eso fue hace años, antes de que Paul Manafort formara parte de la campaña de Trump”.

LOS HECHOS: No es así, como lo demuestra el acta de acusación.

Manafort y su socio Rick Gates están acusados de actividades criminales que abarcan de 2006 a febrero de 2017. Si bien no se refieren a las actividades de Manafort con la campaña, lo acusan de lavado de dinero y actos conspirativos antes, durante y después de su período como jefe de campaña.

Manafort y Gates deben responder a 12 cargos correspondientes a actividades entre 2006 y 2015, antes de que se sumara a la campaña en marzo de 2016.

Pero los dos están acusados de conspirar entre ellos y con otros para defraudar consciente e intencionalmente y cometer delitos contra Estados Unidos de 2006 hasta este año.

Los dos están acusados de conspirar para efectuar declaraciones falsas y ocultar delitos contra Estados Unidos y hacer que otros hagan lo mismo de noviembre de 2016 a febrero de 2017.

La querella alega que Manafort y Gates actuaron como agentes no registrados del entonces líder ucraniano prorruso de 2006 hasta 2015. Dice que “desde aproximadamente 2006 hasta al menos el fin de 2016, MANAFORT y GATES lavaron dinero a través de decenas de empresas, sociedades y cuentas bancarias estadounidenses y extranjeras”.

Manafort fue jefe de campaña desde mediados de mayo hasta el 19 de agosto de 2016, cuando fue despedido al surgir inquietudes acerca de su cabildeo a favor de intereses ucranianos.

___

SANDERS: “El anuncio de hoy no tiene nada que ver con el presidente, no tiene nada que ver con la campaña o la actividad de campaña del presidente”. Conferencia de prensa del lunes.

LOS HECHOS: Trump mismo no está implicado en la querella, pero un colaborador suyo sí.

Papadopoulos, asesor de la campaña en política exterior, se declaró culpable de mentirle al FBI acerca de sus contactos con un profesor ruso que tiene lazos estrechos con el gobierno ruso.

Papadopoulos había dicho al FBI que sus interacciones con el profesor, que había prometido “enlodar” a la rival presidencial Hillary Clinton, habían sido anteriores a su participación en la campaña. Lo cierto es que Papadopoulos ya era asesor de la campaña cuando conoció al profesor a mediados de marzo de 2016 e interactuó con él después, según el acta conocida el lunes. El acta dice que “el profesor se interesó por PAPADOPULOS debido al estatus de éste en la campaña”.

Es el primer cargo criminal que menciona interacciones entre una persona adscrita a la campaña de Trump e intermediarios rusos.

___

SANDERS: “Lo que hizo la campaña de Clinton, lo que hizo el Comité Nacional Demócrata fue entregar dinero... pagar dinero por información falsa”. -Conferencia.

LOS HECHOS: Es verdad que la campaña de Clinton y el Partido Demócrata contrataron a una firma que presentó denuncias espectaculares sobre las conexiones de Trump con Rusia. El material no ha sido verificado. Eso no significa necesariamente que sea falso.

___

El periodista de AP Steve Peoples contribuyó desde Nueva York.

___

Todos los AP VERIFICA en inglés están en https://apnews.com/tag/APFactCheck