HOUSTON (AP) — George Springer, el jugador más valioso de la Serie Mundial, instaló el trofeo de campeones de los Astros de Houston en la parte frontal de un camión de bomberos mientras daba inicio el festejo por el primer título del Clásico de Otoño en la historia del equipo.

El centro de Houston se tiñó de naranja y azul el viernes, cuando miles de personas vestidas con los colores de los Astros se congregaron para vitorear al equipo.

Cuatro aviones militares cruzaron por encima de un mar de camisetas, banderines y pancartas con los colores de los Astros, a lo largo de la ruta del desfile de 20 cuadras, que fue rápidamente ampliado para adaptarse a un público superior al esperado.

Los aficionados permanecieron de pie en hileras de más de 10 filas de profundidad y su coro de “Vamos, Astros” hacía eco entre los rascacielos, mientras otros tenían una mejor vista de todo desde los pisos superiores de los edificios de estacionamiento, en cuyos muros colgaban pancartas.

"Esto es sorprendente. Esto es grandioso", declaró el gerente general Jeff Luhnow desde la parte más alta de una carroza que portaba una gigantesca pelota de béisbol. "Todo el mundo sonríe. Hemos estado emocionados todo el día".

Varios jugadores de los Astros y el manager A.J. Hinch saludaron a los fanáticos desde la parte superior de un autobús de dos niveles al inicio del desfile. Algunos aficionados arrojaron gorras y camisetas en dirección de los peloteros, que autografiaban los artículos antes de regresarlos.

Manuel Mejía y su hijo de 15 años, Jonah, se acomodaron en un buen puesto temprano en la mañana. Ambos se instalaron con sillas plegables en una esquina en la que podrían ver el inicio y final del desfile.

“Quería conseguir un buen lugar, esto va a estar repleto”, dijo Mejía, de 43 años, quien dijo que es fanático de los Astros desde que su padre lo llevó a su primer partido cuando tenía ocho años.

Indicó que el triunfo en la Serie Mundial es fabuloso para Houston, una ciudad que sigue recuperándose de los estragos ocasionados por el huracán Harvey.

“Esto es fabuloso para la ciudad”, señaló Mejía.

Los Astros conquistaron su primera Serie Mundial al derrotar el miércoles a los Dodgers en el séptimo partido en Los Ángeles. La franquicia nació en 1962 con el nombre de Colt .45s.

El distrito escolar de Houston canceló las clases el viernes, para que los estudiantes, sus padres y empleados puedan acudir a los festejos.

El desfile es la primera celebración de un campeonato de un equipo deportivo profesional en la ciudad desde que los Rockets de Houston ganaron títulos sucesivos de la NBA a mediados de la década de 1990. El desfile de los Rockets de 1995 atrajo a cerca de 500.000 personas.

El alcalde de Houston, Sylvester Turner, esperaba que el evento del viernes superara esa cifra.