BARCELONA (AP) — Gareth Bale reapareció tras 17 partidos fuera de combate y colaboró con un gol en la plácida victoria del Real Madrid el sábado, 2-0 sobre el visitante Espanyol en la liga española.

Con su 16to triunfo del campeonato, los blancos siguen líderes con 52 puntos por la 23ra fecha, cuatro de ventaja sobre el tercer clasificado Barcelona, que recibe el domingo al Leganés, y tres respecto del Sevilla, que cerró la jornada venciendo 2-0 al visitante Eibar y se colocó momentáneamente segundo.

El Madrid cuenta, además, con dos partidos pendientes ante Celta de Vigo y Valencia, contra quien disputará el miércoles su cotejo aplazado, correspondiente a la 16ta fecha.

Zinedine Zidane introdujo numerosos cambios en el once habitual ante el Espanyol, que clasifica noveno con 32 unidades, y Morata aprovechó su titularidad en lugar de Karim Benzema para anotar su séptima diana liguera a los 33 minutos.

"Los que salieron lo hicieron bien. Todos aportan. Bale ha vuelto de la mejor manera, marcando. No hay otro como él", celebró Zidane.

Ingresado a los 71, Bale aportó el segundo tanto a los 83, y el Madrid navegó sin problemas el resto del encuentro pese a las rotaciones.

"Me he sentido muy bien tras tres meses de trabajo duro, aunque aún voy a necesitar unas semanas para estar al cien por cien", dijo Bale, ya recuperado de sus dolencias de tobillo.

Dani Carvajal, por su parte, subrayó la importancia de ampliar el colchón con sus perseguidores. "Jugábamos antes que el Barsa. Hicimos los deberes y trasladamos la presión al rival", valoró el lateral.

Goles de Pablo Sarabia (30) y Jorge Machín "Vitolo" en los descuentos sellaron la 15ta victoria del Sevilla sobre el Eibar, que marcha séptimo con 35 puntos.

Stevan Jovetic, fichaje invernal del equipo dirigido por el argentino Jorge Sampaoli, asistió en ambos tantos y permitió a los andaluces encarar con optimismo su compromiso del próximo miércoles, frente al Leicester por los octavos de final de la Liga de Campeones.

"Tuvimos muchos errores, pero estos partidos hay que sacarlos y al final lo conseguimos", resumió Sarabia, quien cuenta seis tantos en el campeonato.

En otros partidos de la jornada, Kevin Gameiro anotó un triplete en espacio de seis minutos para que el Atlético de Madrid venciera 4-1 al Sporting de Gijón y se asegurara al menos una fecha más la manutención de su cuarta plaza, ahora con 45 puntos.

Ingresado a los 62 minutos por Fernando Torres, el ariete francés puso nuevamente delante al cuadro rojiblanco, que había abierto el marcador a los 46 por vía de Yannick Carrasco, y permitido el empate momentáneo de Sergio Álvarez a los 49.

Gameiro anotó a los 80, 81 y 85 minutos para alcanzar las nueve dianas ligueras.

"Los cambios nos dieron un paso más, la fuerza en el medio y la velocidad de Gameiro, que rompió el partido", analizó el técnico argentino, Diego Simeone.

El Alavés de su compatriota, Mauricio Pellegrino, también venció 1-0 en cancha del Deportivo La Coruña con un gol de penal de Manu García (68) y escaló al undécimo lugar con 30 unidades.

"Los halagos debilitan. Tenemos los pies en la tierra", aseguró Pellegrino.

Los deportivistas, que siguen huérfanos de victorias en 2017, marchan 16tos, a tres puntos de la zona del descenso que continua ocupando el Sporting.

El Espanyol exhibió buena colocación defensiva en el tramo inicial en cancha del Madrid, pero poco más ante el equipo de Zidane, que avisó con un cruce de Cristiano Ronaldo al que no llegó Morata, molestado en boca de gol por el costarricense Oscar Duarte.

La jugada precedió el primer gol local, cabeceado con autoridad por Morata desde el área chica, donde impactó sin oposición el excelente centro templado de Isco Alarcón.

El canterano gozó de una nueva oportunidad antes del descanso, pero apuntó fuera a pase de Nacho Fernández, y el Espanyol movió ficha en el entretiempo, con el ingreso del paraguayo Hernán Pérez, el único en probar suerte ante Kiko Casilla, con una fuerte volea angulada que repelió el arquero.

Careció de ambición el equipo catalán, siempre con el partido a tiro, pese al dominio de los locales, que gozaron de otras dos buenas ocasiones en remate aéreo de Cristiano en asistencia de Morata, y disparo al lateral de la red de Lucas Vázquez, quien empaló una buena diagonal de Toni Kroos.

Zidane dio 20 minutos de juego a Bale tras 88 días de baja por lesión, y el galés correspondió con el segundo gol, subido al contragolpe y con un zapatazo cruzado al poste más lejano, tras pase al espacio de Alarcón.

"Trabajamos bien defensivamente, pero nos costó mucho adentrarnos en campo rival y Casilla apenas tuvo que intervenir. El Madrid es el claro favorito para ganar la liga", opinó el españolista Gerard Moreno.