BRUSELAS (AP) — La Unión Europea impuso el miércoles una multa de 1.230 millones de dólares al fabricante estadounidense de procesadores Qualcomm por abusar de su dominio en el lucrativo sector de componentes para smartphones y tabletas durante media década.

La comisaria europea de competencia Margrethe Vestager dijo que la empresa con sede en San Diego "expulsó ilegalmente del mercado a rivales" durante más de cinco años al pagar a Apple, su cliente clave, para que no usara chips usados por rivales de Qualcomm.

Vestager dijo que Qualcomm pagó "miles de millones de dólares" a Apple en el proceso que le ayudó a establecerse como fuerza dominante.

Dijo que los pagos fueron hechos en parte reduciendo los precios para Apple con la condición de que sus iPhones y iPads usaran exclusivamente los chips de Qualcomm.

La UE dijo que el abuso sucedió entre 2011 y 2016 y que se centró en componentes que permiten a los smartphones y tabletas conectarse a las redes celulares. Durante gran parte de ese periodo, Qualcomm abarcó más de 90% del mercado.

Apple ha sido un participante dominante con sus iPad y iPhones y ambas empresas entraron dos veces en acuerdos que dejaron fuera a sus rivales.

Vestager dijo que no había repercusiones regulatorias par Apple a pesar de aceptar el sistema unos seis años. Agregó que ella tiene documentos internos que muestran que Apple sopesó cambiar parte de su trabajo con Intel, pero que no podía hacerlo financieramente hasta que finalizara el acuerdo.

Solo cuando el acuerdo estuvo a punto de expirar, Apple comenzó a diversificar. "La competencia en este mercado está ahora a la alza", dijo Vestager.

Qualcomm emitió un comunicado donde dice que "está fuertemente en desacuerdo con la decisión y apelará de inmediato". Agregó que la decisión de la UE no afecta sus operaciones actuales.