ATLANTA (AP) — Los jueces de inmigración en un centro de detención de Georgia infringen las normas de la ética profesional y violan los derechos constitucionales de los detenidos, denunció el martes un grupo activista.

El Southern Poverty Law Center _una organización sin fines de lucro especializada en la promoción de los derechos civiles_ envió una carta a la Oficina Ejecutiva de Revisión de Casos de Inmigración, una sección del Departamento de Justicia federal que supervisa a las cortes para casos de migrantes.

El Departamento de Justicia declinó hacer declaraciones sobre el asunto.

Según la carta, los jueces de inmigración en el Centro de Detención Stewart violan de manera rutinaria el derecho al debido proceso, han hecho declaraciones que denotan sus prejuicios contra los inmigrantes detenidos, y no muestran la paciencia, dignidad y cortesía necesarias.

A pesar de una queja previa el año pasado y las afirmaciones de la agencia de que había hablado con los jueces, el Southern Poverty Law Center afirmó que sus abogados siguen observando violaciones al debido proceso.