BRUSELAS (AP) — Los países que pescan en el Atlántico oriental y el Mediterráneo acordaron el martes aumentar la cuota anual del apreciado atún rojo debido al aumento de las existencias.

Dos funcionarios en la reunión de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún del Atlántico (ICCAT por sus siglas en inglés), integrada por 50 países, dijeron que los países acordaron elevar la cuota de las actuales 24.000 toneladas a 28.000 toneladas el año próximo, y agregar otras 4.000 anuales los dos años siguientes.

Las fuentes hablaron bajo la condición de anonimato porque todavía no había anuncio oficial de la decisión.

La cuota se ha duplicado con creces respecto de hace cinco años, cuando se expresaron por primera vez las esperanzas de recuperación de unas existencias muy reducidas.

El atún rojo es un manjar apreciado por los consumidores de sushi y sashimi en todo el mundo.

La decisión decepcionará a los ambientalistas, quienes sostienen que la recuperación del atún rojo sigue siendo demasiado frágil para permitir un aumento importante de las cuotas de pesca. Aceptaban un pequeño aumento, pero no la cifra acordada el martes.

Considerando la cantidad de especies que la sobrepesca ha llevado al borde de la extinción en las últimas décadas, desde el bacalao en el Atlántico canadiense hasta el atún rojo del Mediterráneo, el aumento de las cuotas sin poner en peligro las existencias es un reto difícil y lleno de riesgos.

Los ambientalistas sostienen que las conclusiones científicas de la ICCAT son excesivamente optimistas.

Pero socios influyentes como la Unión Europea y Japón creen que esas conclusiones permiten aumentar la cuota a 36.000 toneladas para 2020. La UE dijo que ha pasado de la recuperación a la administración de existencias y eliminará algunas exenciones en el sistema para lograr mayor eficiencia.

El valor de mercado actual del atún rojo es de 200 millones de dólares en puerto y cuatro veces más en el punto final de venta.