WASHINGTON (AP) — Por si alguien quería cuestionar la supremacía en la Conferencia del Este, LeBron James anotó 57 puntos — la segunda mayor cantidad de su carrera y la máxima cifra en la NBA esta temporada — para que los Cavaliers de Cleveland rompieran una racha de cuatro derrotas al vencer el viernes por 130-122 a los Wizards de Washington.

"Cada tiro que intentaba, parecía que iba a entrar", declaró el cuatro veces jugador más valioso de la liga.

James no conseguía semejante puntuación desde su tope personal de 61 para el Heat de Miami el 3 de marzo de 2014 frente a los Hornets de Charlotte.

Fue una eficaz exhibición de James, al acertar 23 de sus 34 tiros de campo y todos sus nueve tiros libres, con 11 rebotes y siete asistencias.

"Aún lo tiene, por si no lo sabían", indicó el coach de Wizards, Scott Brooks. "Nosotros lo sabíamos".

James también dio rienda a su clase, con un tapón a John Wall y mirando la cámara con ambos dedos índices en una jugada de tres puntos.

"Está encendido justo ahora", dijo Wall sobre su hombro, que se lastimó en un choque con Channing Frye. "Fue como si mi brazo se muriera".

Aunque no necesitó de mucha ayuda, sus compañeros Derrick Rose (20 puntos) y Jae Crowder (17) lograron superar sus mejores registros de la temporada antes de terminar el tercer cuarto.

Cleveland finalmente lució como el equipo que disputó la final de la NBA en las tres últimas temporadas, en gran medida gracias a James.

Bradley Beal sobresalió por los Wizards con 36 puntos, pero Wall no estuvo en su mejor noche. El armador de Washington repartió 15 con 13 exiguos puntos.

"Esta noche simplemente estuvo a otro nivel”, señaló Kelly Oubre Jr., de los Wizards, sobre LeBron.